La lectura (prometida) de la Carta de la OCDE, invitando a los seis países que expresaron, mantuvieron y avanzaron en las armonizaciones normativas y regulatorias para integrarse plenamente a esa organización multilateral del comercio internacional, merecía un análisis directo del texto para nuestros lectores.

Como primer abordaje, debemos destacar que la misiva ha sido enviada en seis ejemplares idénticos a nosotros, a Brasil, a Bulgaria, a Croacia, a Perú y a Rumania.

En estos meses se redactarán para estos países aspirantes a la membresía “hojas de ruta individuales para el proceso de evaluación detallado, siempre que esos países confirmen su adhesión a los valores, la visión y las prioridades reflejadas en la Declaración de la Visión del 60º Aniversario de la OCDE y la Declaración del Consejo Ministerial adoptada el año pasado”.

Dando, además, por sentado que el avance de las relaciones se producen en la comprensión de haber aceptado las reglas previas contenidas en la Convención fundacional de la Organización que incluyen “la preservación de la libertad individual, los valores de la democracia, el estado de derecho, la protección de los derechos humanos, y el valor de las economías de mercado abiertas, comerciales, competitivas, sostenibles y transparentes.”

Los temas prioritarios  incluyen el libre comercio e inversión, el progreso en la gobernanza pública, la integridad y los esfuerzos anticorrupción

Debe quedar claro que solo después de una contestación clara de cada país se avocarán a confeccionar esas guías de viaje “que establecerán los términos, las condiciones y el proceso de adhesión y reflejarán las áreas prioritarias ya identificadas por los miembros de la OCDE

Si damos ese paso, más de 20 comisiones técnicas se dedicarán a revisar los avances legislativos que se fueron profundizando en ese sentido , especialmente durante el gobierno anterior, y las políticas públicas orientadas a “una amplia gama de áreas de políticas y se centrarán en temas prioritarios que incluyen el libre comercio e inversión, el progreso en la gobernanza pública, la integridad y los esfuerzos anticorrupción, así como la protección efectiva del medio ambiente y la acción sobre el clima.”

Será un largo proceso que no tiene fecha límite. Y que, como la lógica clásica de los pactos internacionales, requerirá de la unanimidad de los socios plenarios para evaluar cada admisión. Un desafío que exige consensos para diseñar y establecer metas que atraviesan varios gobiernos y no pueden ni deben sujetarse al péndulo vertiginoso de las declaraciones periodísticas hechas a las apuradas. Las alianzas internacionales, exigen previsibilidad. Eso también es seguridad jurídica.

Más notas de

Alberto Biglieri

Expectativa

Expectativa

G7: agua. El péndulo , la brújula y la clonación

G7: agua. El péndulo , la brújula y la clonación

Mundo sin fronteras (Parte I)

Mundo sin fronteras (Parte I)

La Campana de la Libertad en Philadelphia

La Campana de la Libertad en Philadelphia

Los avances de Ucrania para ingresar a la Unión Europea

Los avances de Ucrania para ingresar a la Unión Europea

La jungla en la jungla urbana de Hermida. Narnia en Lugano

La jungla en la jungla urbana de Hermida. Narnia en Lugano

Guerra en Ucrania: El árbol y el bosque; Rusia y la OCDE

Las organizaciones internacionales, como la ONU, se involucraron en el conflicto

Leyendo la carta de la OCDE

La OCDE pide economías de mercado abiertas, comerciales, competitivas, sostenibles y transparentes.

Seda: "Tener la nada entre los dedos"

Seda: "Tener la nada entre los dedos"

Otro desafío para el gobierno de Alberto Fernández: la carta de la OCDE

Otro desafío para el gobierno de Alberto Fernández: la carta de la OCDE