Los aumentos de precios, tanto en el segmento minorista y mayorista, se explican en buena medida por los incrementos en alimentos, bebidas, artículos de limpieza y tocador que se registraron durante todo el mes de enero, tendencia que sigue este mes.

Detrás del registro que dio el Indec sobre el rubro Bebidas alcohólicas (suba de 2,3%) y Alimentos y bebidas sin alcohol (2,1%), hay que detallar que con el comienzo del año, la industria alimenticia, los hipermercados y el comercio de cercanía junto a los mayoristas remarcaron productos como cervezas, aguas saborizadas, gaseosas, vinos, harina y derivados, aceites y productos de limpieza y tocador en general.

Los primeros listados, que entraron en vigencia en la primer quincena de enero, llegaron a tener subas del 12 por ciento. Por su parte, los incrementos de los proveedores y en las góndolas también explican la inflación mayorista del 4,6%, donde los productos primarios saltaron 9,6% y los agropecuarios, con idéntico porcentaje.

Mientras el Ejecutivo insiste en una meta anual de inflación de 15%, febrero se inició con subas de hasta el 6% en el mercado alimenticio, algunas de las cuales serán aplicadas desde el lunes. Los bienes más significativos que incrementarán sus precios son la leche fluida y en polvo, el aceite, harina, huevos, y productos de la marca Arcor.