Como suele suceder de tanto en tanto, sale a la luz cierta documentación diseñada para permanecer indefinidamente oculta. Esa es la principal intención de quienes deciden colocar parte de su patrimonio en las denominadas guaridas fiscales, en particular, aquella que no necesariamente se obtuvo por medios que pudieran enorgullecer a sus titulares.

Con la filtración de casi 12 millones de documentos -la mayor hasta el momento- que involucra a personas que pasaron por el gobierno de algunos países, el “Pandora Papers” no puede pasar desapercibido para el ciudadano común que no puede concebir la idea de que semejante fortuna fuere sospechada como habida de manera ilegítima en detrimento, en muchos casos, de los pueblos menos favorecidos.

La intención de esta publicación sólo pretende advertir acerca de la complicidad que pudiere recaer en aquellas jurisdicciones cuya legislación permite no solo la captación de fondos internacionales, sino que también su anonimato y protección. Los paraísos fiscales, tuvieron su época de esplendor hasta que la comunidad internacional, a través del G20, decidiera poner fin a algunos de sus efectos más perniciosos, como es la falta de transparencia y de compromiso para colaborar con otros países, principalmente, aquellos a quienes se quiere esconder el patrimonio allí situado.

Crisis financiera 

De esta manera, luego de la crisis financiera internacional del año 2008, se constituyó el Foro Global sobre Transparencia e Intercambio de información, órgano multilateral integrado por más de 160 jurisdicciones a fin de controlar si los países se encuentran comprometidos a cooperar brindando información con fines tributarios.

Para ello se analiza la normativa interna de los países participantes y su red de tratados tributarios, para identificar la correcta implementación del compromiso asumido de intercambiar aquella información considerada de relevancia para determinación de las obligaciones impositivas de los Estados con los cuales tales instrumentos se hubieren suscripto.

El anonimato ha sido utilizado durante décadas para esconder fortunas, y los ingresos que  generan

Esta exigencia puso fin al instituto del secreto bancario que se encontraba presente en varias jurisdicciones, al amparo del cual estas últimas captaban fondos provenientes de otros países y que, por encontrarse ocultos a las administraciones fiscales de estos últimos, no lograban formar parte de su base de imposición, dando lugar a importantes volúmenes de evasión fiscal. Mediante la red de tratados tributarios que receptaran el estándar internacional sobre transparencia e intercambio de información (plasmado en el Artículo 26 de los principales Modelos de Convenios para Evitar la Doble Imposición), los Fiscos nacionales que presuponen la existencia de información relevante en alguna jurisdicción con la cual mantuvieren un tratado vigente en la materia, pueden solicitar que ésta les fuere suministrada, dando lugar a ajustes impositivos que permiten liquidar la verdadera obligación tributaria de sus contribuyentes.

Cuentas en  el extranjero 

Posteriormente, -e impulsada por la introducción en Estados Unidos de Norteamérica de una norma que obligara a las entidades financieras allí situadas a practicar una retención en la fuente por los pagos que éstas realizaran a cuentas bancarias situadas en el extranjero, salvo que las instituciones en los que estas se hubieren abierto informaren respecto de su titularidad- surgió un nuevo estándar -denominado Reporte Común- conforme el cual las administraciones tributarias de más de 110 jurisdicciones se obligaron a intercambiar, de manera automática, información de carácter financiero (flujos y saldos) para fines fiscales. De esta manera, las entidades financieras de estos países se encuentran obligadas a proporcionar a las administraciones fiscales, y de manera sistematizada, los datos relativos a las cuentas que hubieren abierto sujetos domiciliados en el extranjero.

No obstante, los paraísos fiscales siguieron resultando atractivos para aquellos que quieren esconder parte de su patrimonio a partir de los regímenes e no-nominatividad de entidades allí constituidas. En muchos países existen regímenes de acciones al portador u otros similares al amparo de los cuales es posible transferir la titularidad de personas jurídicas sin que quede registrados los titulares que participan de tales transacciones. Este anonimato ha sido utilizado durante décadas para esconder fortunas, y los ingresos que éstas generan, a las autoridades de varios de países, con la consecuente pérdida de recaudación ocasionada por esquemas simples de planificación fiscal en los que se interponen estas entidades.

Es así, que tanto el Grupo de Acción Financiera como el mencionado Foro Global sobre Transparencia e Intercambio de Información se encuentran trabajando, nuevamente a pedido del G20, desde el año 2016, en el desarrollo de mecanismos mediante los cuales se obligue a los países, por un lado, a informar el beneficiario último en cadenas de titularidad y, por el otro, a intercambiar dicha información con las autoridades de aquellos países con los cuales los vincule un instrumento internacional.

Este anonimato ha sido utilizado durante décadas para esconder fortunas, y los ingresos que éstas generan, a las autoridades de varios de países, con la consecuente pérdida de recaudación

Esta información permitirá no sólo combatir el fraude y la evasión fiscal, sino que también otros delitos, como el de corrupción y lavado de dinero producto del terrorismo o narcotráfico. La información que se pretende intercambiar no es ni más ni menos que aquélla que, ahora, forma parte de la filtración de los denominados “Pandora Papers”.

Un último elemento que sigue permitiendo la atracción de fondos y la constitución de personas jurídicas en las otrora “guaridas fiscales”, consiste en la existencia, en éstas, de regímenes de baja o nula imposición, principalmente por el manejo de inversiones y prestación de servicios off shore, es decir, operaciones realizadas fuera de los territorios en los que las entidades en cuestión se encuentran situadas -por lo general, mercados distantes situados en países con elevados niveles de presión tributaria.

Palabras Finales

Se entiende que desde el año 2017, los propios líderes del G20 le habrían solicitado a la comunidad internacional que ponga fin al uso abusivo de esquemas de planificación fiscal utilizados mediante la interposición de sujetos domiciliados en jurisdicciones de baja o nula imposición.

Las medidas diseñadas al amparo de este proyecto -las cuales esperan ser aprobadas durante el corriente año- introducirían un nivel de impuesto mínimo que neutralizaría el efecto nocivo proveniente de la interposición de sujetos domiciliados en jurisdicciones que emplean regímenes impositivos con niveles de imposición inferiores a dicho nivel de impuesto mínimo.

La comunidad internacional, en particular el ciudadano común que se siente sometido a una presión tributaria relativamente superior al de las grandes empresas multinacionales, se encuentra expectante a la puesta en marcha de aquellas medidas que permitan, de una vez por todas, dotar de mayor justicia al sistema impositivo internacional, para que cada uno contribuya con una adecuada porción en base a la realidad y su verdadera capacidad.

*Magister en Derecho Tributario (U. Austral). Ex Subsecretario de Ingresos Públicos de la Nación.

Más notas de

Luis María Capellano

Los paraísos fiscales nuevamente en el foco por escándalos vinculados con evasión y otros delitos

Los paraísos fiscales nuevamente en el foco por escándalos

Molinos, la cláusula anti-abuso general y los convenios tributarios

Molinos, la cláusula anti-abuso general y los convenios tributarios

Impuesto a las Ganancias: intereses resarcitorios sobre anticipos

Impuesto a las Ganancias: intereses resarcitorios sobre anticipos

El BCRA crea el Padrón de entidades obligadas bajo el Estándar Común de Reporte

El BCRA crea el Padrón de entidades obligadas bajo el Estándar Común de Reporte

BEPS y algunos cambios que se esperan en Argentina para el 2021

BEPS y algunos cambios que se esperan en Argentina para el 2021

Jubilaciones e Impuesto a las Ganancias: la aplicación de la Ley 27.617

La norma beneficia a cerca del 80% de los jubilados

Empresas, compra de acciones y cómo la Corte resuelve el caso de apalancamiento financiero

La Corte resuelve un caso de apalancamiento financiero

Panamá Papers y guaridas fiscales: IGJ, la RG 8 y las dificultades que se vislumbran con sociedades “vehículos”

Las dificultades que se vislumbran con sociedades “vehículos”

Impuesto mínimo global: aún falta mucho y no es tan sencillo de implementar

Impuesto mínimo global: aún falta mucho y no es tan sencillo de implementar

La AFIP y los caminos posibles sobre el Aporte Solidario de las grandes fortunas

Aporte Solidario: cómo sigue su discusión y qué camino puede tomar la  AFIP