A un año de la crisis provocada por la pandemia en la Argentina, la mejora en la recaudación nacional y provincial reanima las finanzas provinciales.

En lo que va del año, la evolución de la recaudación tributaria provincial, en particular del Impuesto sobre los Ingresos Brutos, y la Coparticipación Federal de Impuestos ha sido creciente en términos reales.

En relación a los recursos que reciben las provincias por Coparticipación Federal de Impuestos y regímenes especiales se incrementaron en el primer bimestre de 2021 con respecto al mismo periodo de 2020 un 46% a valores corrientes y un 5% en términos reales.

Por su parte, de acuerdo con la información que los entes recaudadores provinciales publican en sus sitios web, la recaudación del Impuesto a los Ingresos Brutos ha mostrado un crecimiento a valores corrientes del orden del 43% lo que alcanzaría un crecimiento del 3% real. 

Cabe destacar que la recaudación tributaria provincial se centra en cuatro tributos principales el Impuesto a los Ingresos Brutos, Inmobiliario, Automotor y Sellos. Luego, el Impuesto a los Ingresos Brutos representa alrededor del 78% del total.

Es importante resaltar que el nivel de crecimiento no es homogéneo para todas las provincias dado que su recaudación está asociada tanto a su estructura tributaria y fundamentalmente a los sectores económicos que prevalecen en cada una.

Por lo tanto, hay provincias que aún no han visto una mejora, tal es el caso de las provincias patagónicas cuya recaudación aún presenta una evolución decreciente en términos reales dado el peso que tiene el sector hidrocarburífero que vino atravesando caídas de producción y precios durante el 2020.

Si bien los recursos tributarios aumentan a distinto ritmo, en ambos casos se observa una tendencia sostenida a la recuperación desde fines del año pasado tal como se muestra en el gráfico a continuación:
 

Fuente: Ministerio de Economía y Administradoras tributarias provinciales

¿Cuál es la importancia de que la recaudación, tanto nacional como provincial, crezca en términos reales?

El hecho de que crezca en términos reales implica que esta tiene un mayor poder adquisitivo que en el periodo de comparación, y por lo tanto su importancia reside en que los distintos gobiernos puedan garantizar e incluso ampliar la prestación de bienes y servicios a sus ciudadanos con recursos propios, sin necesidad o bien con menor dependencia de fuentes externas de ingresos como puede ser el endeudamiento.

Debe tenerse en cuenta que durante el primer bimestre de 2020 aún no había efectos de la pandemia a nivel local, y por lo tanto la economía estaba en “pleno” funcionamiento, es decir no estaba bajo las medidas de restricción adoptadas en el marco de la crisis sanitaria.

Aunque estos resultados sean muy preliminares en tanto que se trata sólo de dos meses, el hecho de que esta tendencia pueda continuar y sostenerse en el tiempo podría dejar entrever signos de una reactivación de la actividad económica y un alivio en las cuentas provinciales que hasta ahora han sido fuertemente golpeadas por la pandemia.