Mauricio Macri tiene la lapicera hasta el 10 de diciembre. Pero Alberto Fernández tiene el peso del poder electoral y la urgencia por evitar que el deterioro económico lo encuentre dentro de 40 días con las arcas exhaustas y capacidad de maniobra reducida. El resultado indica que no hubo cheque en blanco para la administración que ingresará a la Casa Rosada el 10 de diciembre y que la economía en rojo no es un veto político uniforme en la sociedad.

Cuatro de cada diez votos obviaron la crisis, el estancamiento, el deterioro de los indicadores sociales al confirmar su opción electoral. La decadencia de los instrumentos para contener la escalada del dólar, la inflación, la caída del poder adquisitivo y las demandas instatisfechas de la población pesaron en la campaña y se quedarán a convivir en la transición que comienza este lunes.

Alberto Fernández no cogobernará, está claro, pero tiene el peso de la opinión sobre las medidas que afectarán el inicio de su gestión. La más urgente, la caída de reservas del Banco Central para no arrancar su gestión con las arcas exhaustas. En el Frente de Todos se preparan para gobernar desde hace meses, pero el escenario que dibujó el resultado electoral puede imponer algunas modificaciones: Cambiemos mantiene el poder político en la ciudad de Buenos Aires, y los gobernadores, un sector de peso interno, perdió un poco de kilaje. Como contrapartida, se fortaleció la influencia de Cristina Fernández y su poderío electoral en el conurbano bonaerense que representó Axel Kicillof.

¿Cuál es el rol que imaginan en Cambiemos para Macri? Un sector intenta convencerlo de que debe tomar alguna posición de liderazgo formal cuando deje la Casa Rosada. Saben que en la fila está esperando el reelecto jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, como parte de un armado “postmacrista” que incluye a varios críticos del manejo del núcleo macrista, especialmente direccionados a la figura del Jefe de Gabinete, Marcos Peña. En ese grupo están el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y el diputado electo Alfredo Cornejo que realizó una gran elección en Mendoza.

También saben que es posible que se activen varias causas judiciales en su contra, la más compleja por la compra y reventa de parques eólicos por parte de empresas del grupo de su familia y reflexionan. “Es más difícil meter preso a un jefe de la oposición que a un ex presidente”.

Más notas de

Gabriela Granata

El Gobierno se distrae con Larreta y le deja espacio para que reaparezca Macri

Macri reaparece mientras el Gobierno se distrae con Larreta

La seguridad toma la agenda y desplaza el plan de reactivación económica

La seguridad toma la agenda y desplaza el plan de reactivación económica

Alberto se pone por encima del coronavirus y le muestra los dientes a la oposición

Alberto se pone por encima del coronavirus y le muestra los dientes a la oposición

Paridad en la Macro, la economía que viene en la mirada de las economistas, llega a BAE Negocios

Paridad en la Macro, la economía que viene en la mirada de las economistas, llega a BAE Negocios

El "mini Marshall" de Alberto Fernández, después de la moratoria y del acuerdo por la deuda externa

El jefe de Gabinete y el ministro Guzmán en una fábrica artesanal de zapatos

Alberto flexibiliza la "cuarentena de comunicación" de los ministros de su Gabinete

Alberto flexibiliza la "cuarentena" de su Gabinete

El discurso del Presidente, con guiños hacia la interna y la oposición, luego de la reaparición de Macri

El Presidente, con mensajes al Gabinete, a la oposición y a Macri

Distanciamiento social y el "efecto Lizy"

Alberto Fernández con Leandro Santoro en la residencia de Olivos

Vicentin marca el fin de la cuarentena política y reaparecen Macri y Carrió

Macri, Vicentin y el fin de la cuarentena política

Cafiero prepara la agenda política post pandemia

Cafiero prepara la agenda política post pandemia