El Gobierno Nacional a través de ANSES, anunció de forma oficial el nuevo Programa Integral de Reconocimiento de Períodos de Aporte por Tareas de Cuidado. Este nuevo programa promueve el ingreso de manera inmediata de muchas mujeres que hoy no pueden jubilarse y que podrán hacerlo gracias al reconocimiento de períodos por hijo/a.

En una decisión política histórica, se reconocerán por cada hijo/a un año de aporte para aquellas mujeres que no alcancen los 30 años necesarios para acceder a la jubilación. Adicionalmente, se reconocerán los períodos de licencia por maternidad como aportes, se otorgará un reconocimiento adicional de un año más por hijo/a con discapacidad y, además, dos años adicionales en caso de haber percibido AUH por al menos 12 meses.

Sólo el 10% de las mujeres de 60 a 64 años alcanzó los 30 años de aportes necesarios para acceder a la jubilación, y sólo el 11% de las mujeres de entre 55 y 59 años podrán alcanzar los años de aportes a la edad de 60 años. Además, según los datos analizados, a mayor cantidad de hijos/as las mujeres acumulan menos aportes a la Seguridad Social. En este sentido, esta medida alcanzará a 155 mil mujeres que gracias al reconocimiento histórico que significa esta política, lograrán acceder a una jubilación. De esta forma, se amplía el alcance de la moratoria vigente que focalizaba la inclusión previsional de mujeres.

Este día, es un hito histórico en la Seguridad Social estableciendo desde ANSES una nueva medida de justicia social que reconoce el valor de las tareas de cuidado por primera vez en la historia otorgando un nuevo piso de derechos. Se afianza así el sentido de la Seguridad Social como Derecho Humano, reforzando el principio de solidaridad.  

El anuncio de esta política no está exento del contexto en el que se aplica. La irrupción de la pandemia dejó al descubierto importantes desigualdades en el mercado laboral y particularmente en las tareas de cuidado. Es entonces que las demandas por reconocer y reparar estas desigualdades existentes debían ser atendidas y transformadas a través de la política pública.

Desde el Estado Nacional tenemos la responsabilidad de intervenir en las desigualdades que se generan a lo largo de la vida de la población para poder corregirlas y brindar igualdad de oportunidades para todos y todas. El mercado laboral registra una amplia brecha de género en salarios y calidad de los empleos, así como también en el crecimiento profesional de cada persona. Por este motivo, el sistema de seguridad social debe evitar replicar estas desigualdades que se generan en la vida activa de la persona al momento de acceder a una jubilación. El Programa anunciado es un paso más hacia una Argentina más justa y más equitativa.

* Secretario general de la Anses