Daniel G. Domínguez y Raymundo Capellano*

Con el compromiso asumido por la Argentina para el Intercambio Automático de Información Financiera bajo el Estándar Común de Reporte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico ( OCDE), las instituciones financieras del país (entidades de depósito, custodia, entidades de inversión, seguros) se encuentran obligadas a reportar a la AFIP por cada año calendario la información de cuentas financieras de sujetos no residentes.

La información debe suministrarse por las instituciones financieras hasta el 30 de junio del año siguiente al que se informa y en caso de presentarse declaraciones juradas rectificativas, éstas serán consideradas para el intercambio de información pertinente si son ingresadas hasta el 31 de agosto (en el año 2020 se reportan cuentas financieras del 2019).

El control del debido cumplimiento de las obligaciones de las instituciones financieras se encuentra en cabeza de distintos organismos, quienes cuentan con herramientas para el seguimiento y sanción de los eventuales incumplimientos.

El Estándar Común de Reporte de la OCDE

Recordemos que la Argentina suscribió oportunamente la Convención sobre Asistencia Administrativa Mutua en Materia Fiscal y avanzó rápidamente hacia el esquema de intercambio de información automático. Así, el 29/10/14, la Argentina suscribió el Acuerdo Multilateral de Autoridades Competentes para el Intercambio Automático de Cuentas Financieras, siendo uno de los denominados “Adoptantes Tempranos” que se comprometieron a implementar el Estándar Común de Reporte y comenzar con el intercambio de información financiera en el año 2017.

La Argentina ha implementado localmente la normativa para hacer efectivo el Estándar Común de Reporte (Resolución General AFIP 4056/17, 4422/19, 4922/19 y sus complementarias), detallando las obligaciones de debida diligencia y reporte, encontrándose actualmente activas relaciones de intercambio con 69 países.

Las obligaciones de debida diligencia

Es importante resaltar que las obligaciones de debida diligencia previstas bajo el Estándar Común de Reporte no se circunscriben sólo respecto del sujeto titular de la cuenta, sino que pueden recaer respecto de los controlantes de los mismos.

Supongamos, que una sociedad anónima Argentina mantiene una cuenta comitente en una Institución Financiera Argentina y que durante el 2019 obtuvo mayormente rentas pasivas por inversiones en valores. La Institución Financiera debería identificar quiénes son los controlantes de esa sociedad pasiva argentina y obtener las auto-certificaciones y documentación correspondiente para identificar si es un sujeto y cuenta reportable a otra jurisdicción. Si en nuestro ejemplo el controlante es un residente del exterior, entonces la Institución Financiera argentina deberá reportar la cuenta financiera a la AFIP, quien posteriormente remitirá la información a la autoridad de aplicación del exterior.

El control sobre las instituciones financieras locales

La normativa establece que el Banco Central de la República Argentina, la Comisión Nacional de Valores, la Superintendencia de Seguros de la Nación establecerán -en sus respectivos ámbitos de actuación- las medidas necesarias para la implementación, el cumplimiento y el control de las reglas de debida diligencia contempladas bajo el Estándar. Asimismo, detallan especialmente las cuestiones principales que serán consideradas a estos fines:

  • Especial consideración respecto del tratamiento de cuentas indocumentadas,
  • El seguimiento de entidades y cuentas excluidas, y
  • La obtención sistemática de auto-certificaciones válidas, referentes a las cuentas nuevas.

Estos lineamientos brindados bajo la normativa permiten a las Instituciones Financieras anticipar los requerimientos y adoptar medidas para superar los controles por parte del organismo de control nacional.

Así, las Instituciones Financieras deberían trabajar en el saneamiento de aquellas cuentas que fueron consideradas indocumentadas (cuentas cuyos titulares o controlantes no se identificaron debidamente). Los comentarios al Estándar disponen que las jurisdicciones deben efectuar el seguimiento a las Instituciones Financieras para comprobar las tareas efectuadas para sanear estas cuentas. En caso de un bajo número de cuentas indocumentadas, un simple requerimiento podría ser suficiente, pero si se encuentra un gran número de cuentas indocumentadas una auditoría completa sería recomendada.

Asimismo, la Institución Financiera debería verificar que cuentan con las auto-certificaciones correspondientes del titular de cuenta y sujeto controlante. La validez de la auto-certificación perdura hasta producirse un cambio de circunstancias que lleve a la Institución Financiera Obligada a tener conocimiento o razones para creer que la misma es inexacta o no fiable. En ese caso, dicha Institución no podrá atender al contenido de la auto-certificación original y deberá conseguir una auto-certificación válida o bien una explicación y documentos razonables que acrediten la validez de la auto-certificación original (conservando una copia o registro de los anteriores).

Cabe recordar a su vez que una Institución Financiera no podrá confiar en una auto-certificación o en prueba documental si sabe o tiene razones para saber que la auto-certificación o las pruebas documentales son incorrectas o poco confiables.

Por ello es fundamental que los oficiales de cumplimiento de las Instituciones Financieras se encuentren capacitados para llevar adelante esta tarea. Asimismo, toda Institución Financiera Obligada debería mantener procedimientos que la ayuden a detectar todo cambio de circunstancias e informar a cualquier persona que presente una auto-certificación de su obligación de reportar a dicha Institución Financiera todo hecho que implique un posible cambio de circunstancias.

Palabras finales

El estándar Común de Reporte permite a la Argentina obtener información de los sujetos residentes en el país que mantienen activos financieros en el exterior y abordar con mejores herramientas la evasión fiscal.

Pero a su vez ello conlleva la obligación reciproca de reportar las cuentas financieras de residentes extranjeros para que las otras jurisdicciones puedan controlar el cumplimiento de las obligaciones fiscales por parte de sus propios residentes.

Para atender dicho compromiso se verificará el correcto cumplimiento por parte de las Instituciones Financieras del país, quienes deben establecer procesos internos para reportar correctamente las cuentas y evitar posibles sanciones por parte de los organismos de control.

* Abogados

Más notas de

Impuestos & Seguros

La distribución de recursos con las provincias y 25 años sin resolver la coparticipación de impuestos

Cuatro de los cinco miembros de la Corte Suprema en la Asamblea Legislativa de asunción de  Alberto Fernández

Impuesto a las grandes fortunas y cuestionamientos constitucionales

Máximo Kirchner, promotor de la iniciativa

La OCDE, los fideicomisos en el exterior y la información que recibe la Afip

La OCDE, los fideicomisos en el exterior y la información que recibe la Afip

OCDE, las instituciones financieras y la obligación de reportar cuentas de no residentes ante la AFIP

OCDE y la obligación de reportar a la AFIP

Bienes personales y el criterio confiscatorio de las tenencias en el exterior

Bienes personales y el criterio confiscatorio de las tenencias en el exterior

La moratoria y la repatriación de activos financieros

La moratoria y la repatriación de activos financieros

Cómo resolver los saldos a favor acumulados por el Impuesto sobre los Ingresos Brutos

Cómo resolver los saldos a favor acumulados por el Impuesto sobre los Ingresos Brutos

Mudanza al Uruguay: qué hay que saber sobre residencia fiscal e información financiera

Mudanza al Uruguay: qué hay que saber sobre residencia fiscal e información financiera