El 21 de enero de 2018 decíamos, en este mismo espacio, sobre el desarrollo del nuevo sistema de las PPP en el país: “A nosotros nos queda esperar a ver si del interés que mostraron las constructoras en las primeras rondas de contactos para el desarrollo de la infraestructura vial surge inversiones genuinas y rezar para que no paguemos al fin de las concesiones con más papel pintado, bonos y juicios que, son las recetas típicas de nuestra historia pendular.”

Las actuales noticias, sesgadas desde el punto de vista de calificar al sistema de PPP como “neoliberal” y por ende, sujeto de aniquilamiento, nos informan de avances en los acuerdos de rescisión con los contratistas de la mayoría de los corredores viales. Un camino común y compromiso bilateral, que no nos devuelva al triste recorrido de los juicios y los festivales de bonos para hacer frente a nuestros recurrentes incumplimientos contractuales.

Pero, antes que el fin de la historia, reaparece y toma fuerza la observación de los inversores chinos sobre el corredor de la ruta 5. Ellos tienen cómo financiarse y pueden sostener la inversión que demanda la doble vía a la capital pampeana. No aceptarán una rescisión por mutuo acuerdo, ni una decisión unilateral que argumente incumplimiento de su parte.

El gobierno nacional tiene ante sí otra encrucijada en la que se mete solo. Errores no forzados como los de la expropiación a Vicentin. Ideologizaciones para tratar inversiones.

Durante el verano 2017 y 2018, nos dedicamos a reseñar las diferencias entre el sistema de PPP de Macri y el que sobrevivió de la Presidencia de Nestor Kirchner. Contrasentidos de la vida, entiendo más cercanas a la órbita del derecho privado la iniciativa de 2005 que la del 2017.

El gobierno chino puede ser el único que subsista a los vericuetos de nuestro inacabable laberinto. Ya acompañaron la documentación que sostiene su pretensión de seguir con el contrato. Y saben esperar. Empiezan a usar la retórica de la Santa Sede, confiados en la paciencia que enaltecen como virtud.

Cuenta la historia que Alfonsín se opuso a la asunción de Antonio Quarracino como Arzopispo de Buenos Aires desde la vacante de 1987. El Papa Juan Pablo I, le envío un mensaje en el que le advertía que las decisiones de la Santa Sede no se modifican, pero pueden esperar. Un año después de la toma de mando de Menem, Quarracino se intaló en la Catedral de Buenos Aires.

Guardemos estas reflexiones, en un par de años las repasamos.

Más notas de

Alberto Biglieri

Noticias judiciales sin grietas: Primer Código Procesal de Relaciones de Consumo

La Ciudad de Buenos Aires cuenta con el fuero Contencioso Administrativo Tributario y de Relaciones de Consumo.

Mercosur, 30 años y faltan nueces

Tensa reunión por los 30 años del Mercosur

Recaudación, ajuste y financiamiento: un año desbalanceados

Desbalanceados

PPP y cuánto hablamos de seguridad jurídica

PPP y cuánto hablamos de seguridad jurídica

Lunes puente

Lunes puente

Twitter, Trump y jubilación. El reino del revés (Parte II)

Twitter, Trump y jubilación. El reino del revés (Parte II)

Vamos a ver cómo es, el Reino del Revés(Parte I)

Vamos a ver cómo es, el Reino del Revés(Parte I)

El protocolo presidencial (boliviano) y una semana internacional

El protocolo presidencial (boliviano) y una semana internacional

Inversiones inmobiliarias, blanqueo y seguridad jurídica

Inversiones inmobiliarias, blanqueo y seguridad jurídica

Dólares, yuanes, reales y euros: el ahorro y la Justicia

Dólares, yuanes, reales y euros: el ahorro y la Justicia