El gobierno español aprobó el derecho a un ingreso mínimo para toda la población, sSi bien no se trata de un ingreso único ya que se identificaron 14 tipos de familias y el Estado abonará la diferencia respecto del percibido. La medida tendrá carácter permanente y beneficiará a unas tres millones de personas. La renta mínima, en el caso de un hogar con un adulto mayor, equivale a una pensión no contributiva española o a 35.000 pesos argentinos.

Muchos países europeos cuentan con estas ayudas: Alemania, Francia, Holanda, Finlandia, etc. y en casi todos ellos equivale a la mitad de un Salario Mínimo. Es que si el sistema económico tiende a generar exclusión, los gobiernos no pueden ignorar la pregunta sobre un ingreso universal.

Antes del verano europeo, la Comisión Europea espera aprobar el nuevo marco presupuestario para la Unión Europea entre 2021 y 2027, por un monto de € 1,1 billón, que además incluye el flamante fondo de reactivación, por € 750.000 millones (casi 60 billones de pesos), para paliar los daños económicos de la covid-19.

Para costear el fondo de reactivación, por primera vez, la CE realizará emisiones de deuda mutualizada de semejante gran magnitud. Los países más beneficiados serán Italia, España, Portugal, Grecia, etc. El sur de Europa que deberá comprometerse a realizar inversiones y reformas proclives a diversificar su estructura productiva, priorizando las economías digitales y el cuidado del medio ambiente. Es decir, se integra dentro del llamado Pacto Verde Europeo con objetivos de largo plazo.

Mientras los europeos se plantean incluir más endeudamiento en sus presupuestos, los demás países, denominados emergentes, enfrentan o de seguro enfrentarán problemas o dilemmas en relación a su capacidad de pago de la deuda externa; por una razón sencilla, pues deben destinar sus recursos ahora a cubrir las falencias de sus delicados sistemas de salud y a compensar los daños de la crisis económica. No existe todavía una respuesta coordinada sobre este tema.

Tras la reunión del G20 de mediados de abril, el FMI acordó un tímido aplazamiento del pago de intereses a 25 países del mundo durante 2020. A comienzos de mayo varios líderes africanos hicieron conocer su voz, exigían el aplazamiento y luego la cancelación de los pagos de deuda, que se lleva entre el 15 y 30% de sus presupuestos. Recordemos que entre las 15 economías de más rápido crecimiento en el último año, ocho eran africanas, y la contracara de este fenómeno es un elevado endeudamiento especialmente privado y fogoneado por los países más ricos, que luego ante un escenario de crisis sólo atinan a culpar de facineroso al país endeudado. Por el momento, el FMI y el Banco Mundial se abren de brazos y solo se postulan para organizar condonaciones de deudas bilaterales.

Los argumentos a favor de salidas solidarias por el momento tienen que ver con una idea de simbiosis, de que a los ricos les irá bien si también sobreviven los pobres. Ese fue el trasfondo de la discusión europea: sólo si España e Italia salen de la crisis, podrá Alemania recuperar esos mercados tan valiosos para sus exportaciones. Francia y Alemania accedieron a firmar el fondo de reactivación y luego firmará hasta el ala más dura: Holanda, Austria, Suecia y Dinamarca.

Los liberales extremistas. Pero en la comunidad internacional abierta, prácticamente el único país que puede oficiar de intermediario entre las naciones endeudadas y los acreedores (organismos multilaterales o privados) es Estados Unidos. Concentrado en sus problemas internos y las elecciones presidenciales de este año, difícil augurar un movimiento favorable.

¿Qué ocurre en la Latinoamérica liberal?

Hace dos semanas en Chile se vienen dando protestas callejeras a la entrada de los barrios populares: exigen respuestas al gobierno (alimentos, seguros por desempleo) que abandonó a la población más golpeada por la crisis, y enfrenta un sistema de salud desbordado. Recientemente Chile recibió un préstamo contingente del FMI por casi 24.000 millones de dólares. También la situación es delicada en Bolivia, donde los contagios por coronavirus se aceleran y golpean especialmente la zona pobre del Beni, con un gobierno que no contiene o incluso niega la asistencia.

En Brasil continúa aumentando el número de muertes y crecen las tensiones políticas. La Justicia ordenó el allanamiento de la vivienda de asesores cercanos al presidente acusados de integrar una red que divulga falsas noticias y amenazas virtuales. Los principales medios de prensa (OGlobo y Folha de San Pablo), en tanto, dejaron de cubrir las declaraciones que el presidente suele hacer desde la residencia oficial, el Palacio da Alvorada; denuncian agresiones de parte de seguidores ultraderechistas que apoyan al presidente.

El abuso mediático también fue penalizado en Estados Unidos, esta semana la empresa Twitter incluyó el aviso “verificar datos” en algunos posteos del presidente que se referían a un fraude electoral. Esto desató una pelea entre las principales plataformas, como Google y Facebook, y un Trump acostumbrado a llevar los eventos hasta las últimas consecuencias; el presidente quitó por decreto la protección legal a que limita la responsabilidad de los sitios webs por los contenidos allí publicados. Según especialistas, el decreto sería prontamente derogado.

* Economista del Centro Cultural de la Cooperación