La pandemia de Covid-19, que lleva ya más de un año, influyó de manera significativa como acelerador de algunas tendencias que venían abriéndose paso en las organizaciones. La adopción de soluciones SaaS (Software as a Service) es, sin lugar a dudas, una de ellas.

El contexto obligó en el último año a las empresas a encontrar la forma de continuar trabajando y produciendo pese a que la modalidad presencial se vio imposibilitada, o al menos limitada, según las diferentes etapas y las medidas preventivas que se tomaron en cada país o ciudad.

De este modo, la tecnología en la nube resultó la solución más adecuada para que las compañías pudieran seguir gestionando a sus empleados, facilitándoles el acceso a sus herramientas de trabajo para poder mantener de esta forma la actividad y asegurar la continuidad del negocio.

Pero más allá de las circunstancias particulares del último año, lo cierto es que las empresas necesitan soluciones más flexibles, evolutivas e integradas, especialmente en el área de Recursos Humanos. El futuro de la gestión de sus procesos pasa inexorablemente por disponer de una solución SaaS de RR.HH. que cubra todas sus necesidades y que permita gestionar a los profesionales de forma remota. Este tipo de soluciones, además de simplificar la administración de la fuerza laboral, facilita los procesos de gestión del talento, aumentando así el compromiso y la productividad de los empleados.

Una de las grandes ventajas que ofrecen las aplicaciones en la nube es que están disponibles en cualquier momento y son accesibles desde cualquier dispositivo conectado a Internet. Esta facilidad de acceso permite un uso compatible con la movilidad y supone una gran ayuda para los profesionales que se encuentran en la modalidad de trabajo a distancia.

En este sentido, las soluciones Cloud proporcionan cuatro beneficios que, en el actual contexto de teletrabajo, han tomado gran relevancia:

Acceso desde cualquier lugar y dispositivo. El acceso a la nube a través de dispositivos móviles resulta de gran utilidad para los empleados que trabajan desde diferentes lugares, ya sea en oficinas o en sus casas.

Mayor colaboración y mejora en la gestión del tiempo. El Cloud permite a todos los miembros de un equipo acceder de forma simultánea a un mismo documento. Esto potencia el trabajo colaborativo y reduce los tiempos muertos al poder modificarse directamente desde la nube, sin necesidad de tener que esperar a que cada miembro envíe por separado sus aportes.

Garantía de seguridad de los datos. Los proveedores de servicios SaaS ofrecen la mayor garantía y confianza en la seguridad de los datos, ya que ellos son los que se encargan de mantenerlos y protegerlos. Esto supone una gran ventaja ya que, por ejemplo, en caso de fallo en un dispositivo, los datos seguirán guardados y accesibles desde cualquier otra terminal.

Mejora de la comunicación. Los managers y empleados pueden estar mejor conectados a través de portales ESS (Employee Self Service) y MSS (Manager Self Service) destinados a las tareas de Recursos Humanos. Esto facilita, por ejemplo, la solicitud de vacaciones, los procesos de evaluaciones de desempeño, la verificación de recibos de nómina, los reportes de ausencias y muchos otros procesos que forman parte de la actividad profesional de un empleado.

Atravesamos tiempos de verdadera transformación, momentos en los que cambia profundamente la manera de hacer las cosas, y sin duda la migración a soluciones Cloud es una evolución necesaria para aquellas organizaciones que entiendan la importancia de optimizar la relación con sus colaboradores.

 

*Directora General unidad de negocio HCM América Latina Meta4 A Cegid Company, líder mundial de soluciones tecnológicas para la gestión y desarrollo del capital humano