La oleaginosa irrumpe en nuestra tierra alredor de 1910, con derroteros diversos y rumbos indefinidos hasta mediados de los '60, cuando los agricultores, principalmente del sur de Santa Fe, comenzaron con innovaciones tecnológicas que promovieron el despunte de rindes extraordinarios.

Pero la instalación definitiva del cultivo comienza en 1973/74, importándose semillas de soja (alrededor de 40 toneladas) con la intencionalidad, tanto de introducirla en el Noreste (NEA) y Noroeste (NOA) argentino, como de facilitar la implantación en los campos experimentales del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) .

Así, en conjunto con el sector Privado (agricultores y cooperativas) se crea el Programa Nacional de Soja, dando impulso al cultivo y realizándose las recomendaciones técnicas pertinentes (variedades, rotación, entre otros) para obtener mayores rindes.

Hacia fines de los '70, con un complejo industrial asociado (semilleras, maquinaria agrícola, productores de herbicidas, fertilizantes, etc.), se introduce el cultivo sin labranza: la siembra directa.

A posteriori, desde mediados de los ’90, y hasta la primera parte de este siglo, la expansión del cultivo a niveles prácticamente sin precedente,, se debió a dos factores:

  • la soja transgénica (innovación biotecnológica), resistente a un tipo de herbicida, el glifosato y,

  • la transformación de la producción agrícola en la Pampa Húmeda hacia un Capitalismo Moderno (con la irrupción de los pools de siembra, fideicomisos ad hoc, contratistas, comercializadoras como oferentes de insumos y demandantes del bien final, etc.), que propende al arrendamiento de grandes extensiones de tierra, con el consiguiente decrecimiento de la incidencia de los costos totales por hectárea sembrada.

Por ello, y considerando la relevancia del subsector, se hace necesario observar su evolución en las últimas décadas a partir de una serie de indicadores relevantes.

Soja: ¿bendita tú eres?

El Cuadro nos permite analizar lo acontecido con en el cultivo en el presente siglo.

Cuadro

Complejo sojero
argentino

Variables relevantes
(en valor y base 100=2001)

2001

2008

 

2013

 

2019

 

2021

Precio Bolsa de Chicago, u$s x tn.

167,2

471,6

522,2

323,7

511,4

Índice

100,0

282,1

312,3

193,6

305,9

Precio Pizarra Rosario, u$s x tn.

175,0

280,1

335,8

236,2

331,5

Índice

100,0

160,1

191,9

135,0

189,4

superficie sembrada, miles ha.

10.927

16.653

19.902

17.010

16.646

 Índice

100,0

152,4

182,1

155,7

152,3

Producción, miles tn.

27.266

46.275

49.117

55.264

46.184

Índice

100,0

169,7

180,1

202,7

169,4

Rinde promedio, kg. x ha.

2,569

2,818

2,547

3,334

2,774

Índice

100,0

109,7

99,1

129,8

108,0

Exportación, millones u$s 1/

2.167

7.594

8.820

7.036

11.014

Índice

100,0

350,5

407,0

324,7

508,3

Importación, millones u$s 1/

30

748

62

1.267

1.569

Índice

100,0

2.493,3

206,7

4.223,3

5.230,0

Fuente: Elaboración propia con datos de Bolsa de Comercio Rosario, Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, MAGyP, Instituto de Estadística y Censos, INDEC.

 

1/ En 2021, INDEC proveyó información hasta el primer semestre, consecuentemente solo se considera hasta junio de cada año. Debido a la inexistencia de datos mensuales para la exportación del 2001, se reemplazó con 2002 dada la similitud de las cifras anuales. Incluye los siguientes productos: Poroto, Aceite, Harina y otros.

 

De su lectura podemos destacar, entre otras observaciones, las siguientes:

  • la triplicación del precio internacional de la oleaginosa,
  • la superficie sembrada, que se incrementó proporcionalmente a la variación del precio y,
  • la producción total que aumentó en mayor medida, debido a un rinde promedio por hectárea 8,0% superior al año base.

Ahora bien, con estos indicadores comienza a competir y desplazar a las restantes producciones agrícolas por las hectáreas cultivables.

Soja hasta en las macetas

En términos agropecuarios, la calidad y extensión de tierras de la Pampa Húmeda permiten tener una ventaja competitiva.

A su vez, dado un mercado internacional ávido de alimentos, las empresas del sector propiciaron fuertes incrementos de los rindes, invirtiendo en biotecnología y maquinaria.

Este comportamiento dinámico del complejo sojero (productores, transformadores, comercializadores y logística) permitió el desarrollo y consolidación de ingentes saldos exportables, que deben ser preservados “en armonía productiva con las actividades sustitutas.

Para ello, los Derechos de Exportación (DE) cumplen el rol clave de igualar las rentabilidades relativas entre los cultivos.

Ahora bien, para que esto ocurra, en el caso de las oleaginosas en la Zona Núcleo, donde disminuirá el ingreso del productor en el quantum de los DE, obligatoriamente se debe compensar con una sensible baja en dos costos relevantes, el de los:

  • combustibles, insumo preponderante tanto para la siembra como para la cosecha, y

 

  • arrendamientos, a partir de la implementación de una nueva Ley de Alquileres Rurales en la región.

La correcta materialización de esta estrategia requiere un conjunto de medidas e instrumentos ad hoc, e incluso la posibilidad de un bono a largo plazo que mantenga constante la ecuación patrimonial de los propietarios de la tierra.

su santidad Francisco refiere que “vivir la unidad es testimonio de la armonía entre nosotros, que somos tan distintos" con el "compromiso común de caminar hacia la plenitud de comunión".

Así, mediante un accionar concertado entre el sector Público y Privado, se aprovecharán todas las posibilidades de nuestra “Base Material” dentro de las condiciones y perspectivas de un Modelo de Desarrollo Económico Permanente y Sustentable (MoDEPyS), con orientación a la producción.

 

* Lic. Guillermo Moreno, Lic. Leandro Cárcamo Manna y Dr. Gastón Bres

Agradecemos la colaboración de Marcos von Iffling

 

Más notas de

Guillermo Moreno

Sobre el complejo siderúrgico

Sobre el complejo siderúrgico

Un Modelo de Desarrollo Económico Permanente y Sustentable (Modepys)

Un Modelo de Desarrollo Económico Permanente y Sustentable (Modepys)

Trabajo, capital y comercio marítimo: sobre el transporte naval

Trabajo, capital y comercio marítimo: sobre el transporte naval

El complejo pesquero argentino

Los puestos de trabajo que habían alcanzado los 14054 en el 2010 declinaron (11,4%) a 12450 en el 2020

Trabajo, renta universal y oportunidades de empleo y desarrollo

Trabajo, renta universal y oportunidades de empleo y desarrollo

¿Renta universal o trabajo universal?

¿Renta universal o trabajo universal?

Industria textil argentina: un sector con buena "fibra"

Las compras de mercancías al exterior entre el 2016 y 2020 se contrajeron un 23,6% y las ventas lo hicieron en un 31%.

Crédito y financiamiento bancario: el problema ¿es la deuda?

El problema ¿es la deuda?

Industria farmacéutica argentina: un sector saludable

El sector está integrado por aproximadamente 354 laboratorios, 230 plantas manufactureras

Soja, retenciones y producción agropecuaria, con una mirada sobre el complejo sojero

La producción total aumentó en mayor medida, debido a un rinde promedio por hectárea 8,0%