"Ustedes los que piensan así se ubican de este lado y los que piensan asá del otro" parece haber sido, en la primera asamblea de la Revolución Francesa (1789) y también en los sucesos de la Comuna de Paris (1871) lo que determinó, a partir de un ordenamiento espacial, las ubicaciones "izquierda" y "derecha".

Pero con el transcurso del tiempo esto dio origen a determinadas categorías que, hasta el presente, pretenden descifrar la "substancia" de las políticas a aplicar en cualquier gestión gubernamental.

Ahora bien, hoy, ser de izquierda o de derecha ¿explica algo?

En "La Social Democracia no es solución" nos aproximamos a una respuesta a dicho interrogante, ya que manifestamos: "existe, una profunda ligazón (al punto de constituir su núcleo instrumental), entre el pensamiento económico "Neoclásico", "Marginalista", o "Neoliberal", supuestamente "de derecha" y aquella, la Socialdemocracia, considerada como "de izquierda".

Dado este marco y la coyuntura económica nos parece pertinente abundar en desentrañar si son producto de una mera coincidencia o de una profunda identidad.

Socialdemocracia y Neoliberalismo ¿una identidad?

La disciplina económica, como muchas otras, también sufrió una ruptura epistemológica. Hay que considerar que Las “rupturas epistemológicas” son a menudo rupturas sociales, rupturas con las creencias fundamentales de un grupo, y a veces, con las creencias básicas del gremio de los profesionales, con el acervo de certidumbres compartidas. En algunas ocasiones se profundiza el conocimiento y en otras se toma una dirección equivocada.

Ella se produjo a fines del siglo XIX y comienzos del XX cuando la "Teoría Objetiva del Valor"  intenta ser reemplazada (con mucho éxito durante la globalización) por la "Teoría Subjetiva del Valor" (TSV).

Claramente, los "Clásicos"con la Teoría Objetiva del Valor habían dado sustento, desde el pensamiento económico, a las corrientes tanto Liberales y Marxistas, como a aquellas que reconocen que "hay una sola clase de hombres: los que trabajan".

Mas allá de las evidentes discordias que entre ellas existían, ninguna ponía en duda la centralidad del trabajo humano como factor relevante en la producción de bienes y servicios.

Pero, cuando el concepto "cuestan lo que valen" se impuso en las décadas pasadas en la "intelligentzia" del pensamiento económico y en la implementación de las políticas públicas, el éxito de la TSV fue rotundo, quedando reducida la Teoría Objetiva del Valor a la "alta gerencia" (que continúa realizando los costos) de las empresas relevantes de cada sector, a fin de orientar los planes de negocios y simplificar las discusiones paritarias con la dirigencia sindical.

Para que este resultado finalmente se concretara fue necesario un "avance en forma de pinzas" sobre el marco teórico preexistente, tanto de los neoliberales como de los socialdemócratas.

¿Cómo lo consiguieron?

Un punto común en la historia

El socialismo en sus inicios postulaba como "tea votiva" la igualdad económica, siendo la libre empresa el impedimento para que ello ocurriera. Pero no pudieron, hasta el surgimiento del pensamiento marxista, hacerse de una teoría económica que lograra justificar sus postulados.

Sin embargo, hacia fines del siglo XIX y principios del XX, se produjo un fuerte movimiento para desprenderse de los imperativos que le habían dado sustento. El ataque de que fue objeto dicho pensamiento abarcó buena parte de sus fundamentos ya que:

  • se rechazó la teoría del valor trabajo y, por ende, la plusvalía.
  • se afirmó que era evitable el colapso de la sociedad capitalista y se adoptó el principio del "progreso indefinido" inherente a la misma.
  • se invirtió una de sus causalidades y ahora pasa a ser la superestructura la que determina el devenir económico y,
  • finalmente se sostuvo que, se humanizaría el capital y prohijando la "libertad de mercados" se alcanzaría el bienestar social.

De allí se explica que cuando llegó la hora del Neoliberalismo (con el fin de la guerra fría y la irrupción de la globalización, y su "decálogo del buen gobierno" redactado desde el "Consenso de Washington") también estuviera en presencia la Socialdemocracia y, entre ambos, construyeran un mundo que:

  • desregulaba las economías domésticas impidiendo la acumulación de capital en una burguesía nacional y,
  • aceptaba de pleno agrado la producción y distribución del modo capitalista relegando la búsqueda del pleno empleo a un plano secundario.

Un hogar llamado Argentina

La génesis de un hogar está dada por la unidad de lo diverso. Y, a su vez, la conciencia de los límites impuestos fermenta la tolerancia. Nuestra atribulada Patria requiere para la resolución de esta Supercrisis la reconstrucción del "hogar común".

Este es el momento para que todos aquellos que reivindicamos al trabajo como el ordenador por excelencia de una "comunidad libre con un gobierno esclavo", provenientes del liberalismo, el marxismo o el nacionalismo de inclusión, mancomunemos los esfuerzos para implementar un Modelo de Desarrollo Económico Permanente y Sustentable (MoDEPyS) con orientación a la producción.

Lic. Guillermo Moreno, Lic. Pablo Challu y Lic. Walter Romero

Más notas de

Guillermo Moreno

Acuerdo de facilidades extendidas con el FMI: llegó el Fondo y el saldo de la balanza comercial toca fondo

Acuerdo de facilidades extendidas con el FMI: llegó el Fondo y el saldo de la balanza comercial toca fondo

Ajuste fiscal, jubilaciones, salarios: el FMI llegó, evitemos vernos en el espejo griego, el podcast de Guillermo Moreno

Ajuste fiscal, jubilaciones, salarios: el FMI llegó, evitemos vernos en el espejo griego

FMI, déficit y ajuste: la economía en la post pandemia

FMI, déficit y ajuste: la economía en la post pandemia

Dólar en manos privada, campo y reservas: Dolarizar no; argendólares, sí

Dólar en manos privada, campo y reservas: Dolarizar no; argendólares, sí

Acuerdo social, político y productivo: sobre modelos, planes, programas y proyectos en Economía

Sobre modelos, planes, programas y proyectos en Economía

Política tributaria: con el aporte solidario... muchas dudas

Política tributaria: con el aporte solidario... muchas dudas

Trabajo y desarrollo: sobre las Izquierdas y Derechas en la Economía

sobre las Izquierdas y Derechas en la Economía

Impuestos, paritarias e ingresos: el salario no es ganancia en "Un plan económico", el podcast de Guillermo Moreno

"Un plan económico" el podcast de Guillermo Moreno

Impuestos, paritarias e ingresos: el salario no es ganancia

El salario no es ganancia

Dólar, reservas, BCRA y PBI: ay, Patria mía

Ay, Patria mía