La elección norteamericana ha superado todos los limites de las ficciones sobre el poder. Caído en desgracia Kevin Spacey , House of Cards no midió en la pandemia. La nave insignia del fenómeno Netflix está condenada al archivo final. Un espacio copado por la redescubierta Borgen, solo encuentra algo de realidad paralela con la actualidad en Designated Survivor. La superpotencia en crisis, con mucha injerencia rusa ( también en la de los Underwood), busca legitimación para consolidar un gobierno precario.

Acorralado por la caballerosidad flemática de Al Gore en similar situación, Trump recurre a las fórmulas más inverosímiles, desalentando la creatividad de los guionistas de Hollywood, desocupados principales de las sagas sobre el poder que vuelven a otros géneros para salvar sus alimentos.

Y en el mundo construido patas para arriba, globalizado y local como el asteroide de Saint- Exupery, el tiro del final al ceniciento millonario salió desde el mundo privado del neocapitalismo IT, que lo albergó durante 5 años, y antes lo apoyó en su campaña. Twiter anunció la entrega de las claves oficiales de las cuentas del gobierno yankee a Joe Biden.


La legitimación del gobierno ocurre entonces, desde Silicon Valley. Más trascendentes que las claves de seguridad del Arsenal atómico cuyas contraseñas encriptadas  tantas veces nos “mostró” el cine americano, son las que operan las redes sociales de la Casa Blanca. Mundo del revés.

Y por casa, más o menos. A veces de tantos reveses algo termina con un drive.
La crisis previsional y su derrotero terminal, ponen al gobierno al descubierto sobre el gran debate que todos evitan. Ninguna fórmula que no ajuste la edad de jubilación va a mejorar la situación de largo plazo del regimen. Ni aquí ni en Francia (sino, preguntenle a Sarkozy).

Y para coronar la semana, la comisión creada por el Presidente para aportar ideas sobre la Justicia, plantea suavizar los requerimientos para elegir Procurador, y excluir al Ejecutivo del Consejo de la Magistratura.

Hay parte III.
Nos vemos el próximo lunes.

Más notas de

Alberto Biglieri

Twitter, Trump y jubilación. El reino del revés (Parte II)

Twitter, Trump y jubilación. El reino del revés (Parte II)

Vamos a ver cómo es, el Reino del Revés(Parte I)

Vamos a ver cómo es, el Reino del Revés(Parte I)

El protocolo presidencial (boliviano) y una semana internacional

El protocolo presidencial (boliviano) y una semana internacional

Inversiones inmobiliarias, blanqueo y seguridad jurídica

Inversiones inmobiliarias, blanqueo y seguridad jurídica

Dólares, yuanes, reales y euros: el ahorro y la Justicia

Dólares, yuanes, reales y euros: el ahorro y la Justicia

Epílogo Pandémico

Epílogo Pandémico

Síndrome de Estocolmo

Síndrome de Estocolmo

Consumidores en la Reforma Judicial

Consumidores en la Reforma Judicial

Acerca del DNU sobre internet, TV por cable y telefonía

Acerca del DNU sobre internet, TV por cable y telefonía

Fútbol y fulbito: acerca del uso del lenguaje inclusivo en el Banco Central

Asia Kate Dillon y las cuestiones de género en Billions