En el equipo económico sienten que tienen un break, un respiro, porque el Gobierno de Alberto Fernández se encamina hacia un fin de año con menos tensiones que las que imaginaban hace tan solo quince días atrás. Está en el país la segunda misión técnica del Fondo Monetario que promete buenas noticias, la brecha entre las cotizaciones del dólar oficial y el blue da un respiro y, en el mercado esperan que eso se mantenga así por unos 180 días al menos, y las noticias que llegan por estos días sobre la vacuna (las diversas vacunas, en realidad,) podría aplanar el impacto de una segunda ola de Covid-19 en la Argentina. Pero, en lo que tiene que ver con el hueso duro de roer en el país: los precios, la situación no promete el mismo respiro.

La suba de precios de octubre que mide el INDEC le pone presión a lo que más daña el futuro de los argentinos: la inflación y especialmente en alimentos. El Gobierno sabe que enfrenta una maraña difícil de desenhebrar para principios del 2021: precios máximos, precios cuidados, y la suba de los alimentos y bebidas que viene siendo autorizadas con cuentagotas y que, en algún momento (más temprano que tarde) deberán sincerar subas en la mesa de los argentinos. Mirando este escenario, en el Ministerio de Desarrollo que conduce Daniel Arroyo, avanza un paquete de Navidad que promete inyectar pesos frescos en el mercado para las Fiestas más duras de los últimos años; por la pandemia, la recesión doméstica y la incertidumbre respecto del futuro.

En cualquier momento, deberán sincerar subas en la mesa de los argentinos

Para los jubilados también habría algo en la mesa de Papá Noel, en especial porque se acaba de saber que serán variable de ajuste, otra vez en el país de la deuda eterna con los extremos de la pirámide: los niños y los mayores. La decisión de la nueva fórmula jubilatoria se ganó un fuerte tirón de orejas por parte de la CGT, que el miércoles difundió un comunicado que lo dice todo. “Hoy con la pandemia en curso y la economía empezando a moverse, con muchos sectores de la actividad aún impedidos de funcionar y con la secuelas económicas y sociales a cuestas no es posible desarmar el andamiaje social y económico construido con tanto esfuerzo y garantizar que el cambio de fórmula de actualización jubilatoria n perjudique a los beneficiaros del sistema previsional”, rezó el texto. ¿Fue un mensaje para el ministro de recorte, Martin Guzmán, o para el Fondo Monetario que pide menos gasto público? En la sede de Azopardo dispararon contra ambos. Y se enojaron porque el  Gobierno no se sienta a dialogar antes de tomar medidas antipáticas que, seguramente, seguirán en los próximos  meses porque la frazada será cada vez más corta.

El reclamo de la sede gremial es el mismo que acumulan diferentes agrupaciones empresariales. Por ejemplo, la Copal que agrupa a las alimenticias, y que mira con desconfianza y estupor la letra chica del nuevo proyecto de ley nutricional que gana cuerpo en el Congreso de la mano de Máximo Kirchner, el jefe de la bancada oficialista en Diputados y que le pondría etiquetas negras a los envases de los alimentos según su impacto nutricional.

En la Copal que conduce Daniel Funes de Rioja, sostienen que esto alcanzaría al 91% de los alimentos. Es un esquema inspirado en la ley chilena que ya hace casi seis años que rige y en los que cuales no hubo, al menos que sean públicos, investigaciones que hayan comprobado su efectividad en los cambios de hábitos en los consumidores en pos de mejores conductas alimentarias. De este lado de la Cordillera, las 15.000 empresas alimenticias promueven una legislación similar a la europea y esperan que así lo tome el Congreso y, además, el Mercosur para no quedarse afuera del comercio con la UE que se fortalecería post pandemia y podría implicar una ventaja para la Argentina como productor de alimentos y materias primas, cuyos precios subirán en el mundo.

Finalmente, en la industria y en la construcción comienzan a verse los primeros esbozos de recuperación respecto del inicio de la pandemia, es decir aún todo sigue en el fondo del mar. En el encuentro de Comité de la Unión Industrial, que preside Miguel Acevedo, celebraron la buena nueva de que en septiembre por primera suba interanual de la actividad fabril y en los despachos de cemento se ven mejoras debido, por ejemplo, a que de acuerdo con la medición de la consultora Taquion el 73% de los argentinos no tiene planes para hacer turismo en el verano y la mayoría planea mejoras en sus hogares.

Con todo, la situación como en el plano sanitario está muy lejos de poder garantizar que ya se superó la crisis, muy por el contrario. Una encuesta del Observatorio Pyme, “Covid, impacto sobre las Pymes, la productividad y el empleo” sobre más de 8000 casos en todo el país relevada entre marzo y octubre advirtió que un 8% de las empresas consideran que bajarán sus  persianas  a pesar de los esfuerzos realizados por el Gobierno para sostener a empresas en crisis.

Más notas de

Alejandra Gallo

Las vacunas enfriaron la seducción del Presidente en su gira por México

Alberto Fernández estuvo en sintonía política con López Obrador

La economía espera la vacuna para tomar velocidad

El Gabinete económico, analiza las variables

Precios, ese eterno dolor de cabeza nacional

El presidente Alberto Fernández será el garante final del acuerdo

Empleo, paritarias e inflación son el trío económico que desvela a todos

Empleo, paritarias e inflación son el trío económico que desvela a todos

La gira de Guzmán para convencer a los gobernadores de que se ajusten el cinturón

IFE y ajuste: prendiendo una vela a Biden para no recortar ayuda social

Janet Yellen, designada como secretaria de Estado

Inflación 2021 y la bomba de un 4% mensual

Inflación 2021 y la bomba de un 4% mensual

Paro del campo, pre pagas e inflación: un cóctel explosivo para el comienzo del año

Paro del campo, pre pagas e inflación: un cóctel explosivo para el comienzo del año

Dólar, tarifas y FMI: el Gobierno va por la revancha

Dólar, tarifas y FMI: el Gobierno va por la revancha

Vidal reapareció en un acto en Lanús y el PRO arma su liga de intendentes

Sin Mauricio Macri, crece un grupo del Pro pensando en las elecciones