Al filo del fin de agosto, las empresas van afilando el lápiz sobre el horizonte que tendrán para fin de año, seguramente sin cuarentena y probablemente, sin vacuna aún contra el Covid-19. Las planillas de los principals CEO´s y dirigentes empresariales carecen de optimismo. Sin embargo, esta semana, el presidente Alberto Fernández, afirmó que la economía argentina empezo a moverse y, en la inauguración de una línea de lavarropas enfatizó que necesitamos que los empresarios confíen en el país para darles las mejores condiciones para que inviertan. (¿Sólo matices?).

 

En lo que todos coinciden es en el duro embate de la pandemia sobre la economía mundial y en el particular daño que está generando en América del Sur. Un reciente informe de la consultora internacional KPMG recordó que si bien la proyección de caída es del 5% según el FMI para el PBI  mundial; el derrumbe en Sudamérica será mayor, en torno al 8,5%. Ese documento advirtió que la región en promedio tendría leves mejoras, de entre 3% y 4%, el año próximo. En la Argentina, sector por sector coinciden en señalar que el golpe pegará donde  más duele: el empleo y la generación del mismo.

 

La industria, que viene azotada desde antes de la pandemia y donde no vislumbran rebotes hasta ahora, se encamina a festejar un sombrío Día de la Industria el próximo 2 de septiembre. En el último encuentro, virtual obviamente, del Comité Directivo dd la Unión Industrial (UIA) esta semana hubo catarsis colectiva.

 

El reciente informe de nivel de actividad reclutó malas nuevas: en el primer semester la caída fue de 13,8% y el 62% de las fábricas dijeron estar operando con caídas superiores al 25%. Fue la síntesis que ratificaron los más de 50 dirigentes que, en lo formal, se encaminan al 13 Coloquio Industrial que se realizará entre el 31 y el 4 de septiembre donde la foto que se anticipa es más que preocupante, en especial en materia de empleo.  

 

Entre las alimenticias, que son una de las vedettes de esta cuarentena, también hay datos alarmantes. La producción de este sector (comida, ni más ni menos) cayó en torno al 5,6% en los primeros 7 meses de este año. Es una medición prácticamente de los cinco meses de cuarentena en la que, se supone, lo que más se consumió fue alimentos y bebidas que, además de acuerdo con la camára que las agrupa Copal, tienen un 70% de la oferta bajo control de precios. Son datos que anticipant lo que vendrá y que pone en alerta naranja también los sindicatos y las organziaciones sociales.

 

La construcción tampoco celebra nada. Una reciente encuesta, la quinta desde que inició el Covid-19 que realizó la Cámara de la Construcción (CAMARCO, que redifinió su sigla luego de la investigación de "los cuadernos de las coimas") reveló que el 54% de las obras que tienen contratos hasta el 31 de julio están operando tras las últimas flexibilizaciones de cuarentena, antes eran el 34%. Ese dato que pareciera alentador tiene una contracara amarga.

 

El mes pasado, el 56% de las empresas no realizaron ningún presupuesto u oferta para obra pública; en lo que se refiere a la obra privada, el 53% admitió que tampoco lo hizo. Además: el 80% de las constructoras no tuvieron ninguna adjudicación de obra pública el mes pasado y, entre otras razones, el 17% admitió que suspendieron personal aún bajo convenio con la UOCRA; se dio más fuertemente en CABA, donde el 33% admitió reducción de personal mientras que en el resto del país, el 11% dijo haber suspendido operarios.

 

Por eso, desde el sector miran con entusiasmo las recientes inauguraciones por parte del presidente, Alberto Fernández, como por ejemplo la que acaba de inaugurar esta semana para obras por una inversion de 20 millones de pesos en las provincias de Santiago del Estero, Catamarca, La Rioja, Mendoza y San Luis. O, las de infraestructura ferroviaria que también anunció el primer mandatario junto a los ministros de Transporte, Mario Meoni, y del Interior, Eduardo de Pedro; el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; y los intendentes de Pilar, Federico Achával, y de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, justamente en esos distritos.

 

Reforma Judicial y DNU polémico

Ninguna mirada gubernamental ni sectorial está ajena, por supuesto, a los vaivenes de la política en torno a temas cruciales como la Reforma Juidicial y el DNU que congela  tarifas hasta fin de año y declara servicio público a la TV paga, internet y celulares. Este último tema disparó posiciones de todo tipo. Los que lo ven a favor vislumbran únciamente la intención de contener la suba de precios que sería mayor el año próximo que éste.

 

También porteger al conusmidor, ya que en ministerio de Desarrollo Productivo, que comanda Matías Kulfas, denunicaron que las empresas de telecomunciaciones encabezan por séptimo mes consecutivo el ranking de reclamos. Pero, al mismo tiempo, la decision de sacar este DNU y publicarlo rápidamente en el Boletín Ofical en medio de negociaciones que ya se venían dando sin que ninguna parte hubiera pateado el tablero para subir 11% el precio de las llamadas por celular generó un parate generalizado en sector privado.

 

Cautela y desconcierto.  "Todos los teléfonos, cerrados, no pueden explicarlo", dijeron fuentes privadas queagregaron que estuvieron sentados en Gobierno 24 horas antes del anuncio presidencial. Con este antecedente, otros sectores que ni siquiera empezaron a negociar subas y que deberían aumetar tarifas antes de fin de año sospechan que tendrán peor suerte que quienes habían logrado ser convocados a dialogar.

El alcance del DNU no afecta únciamente a un grupo nacional, tambien salpica a grupos internacionales y emrpesarios extranjeros de fuste que habrán tenido un rol crucial a la hora, por ejemplo, de que la Argentina y México logren avales para convencer a laboratorios internacionales para fabricar parte del vacuna contra el Covid-19 en estps países. Por ejemplo, el respaldo del mexicano Carlos Slim, vinculado a Claro y cuyo grupo mexicano ya estaría a punto de iniciar acciones legales internacionales.

La Industria de lasTecnología difundió una solicitada criticando el  DNU 690/20. No se descarta que esta situación concluya en la Justicia o en el CIADI de no mediar modificaciones. Finalmente, la Reforma Judicial que encontró apoyo en el Senado y resistencias en la Cámara de Diputados desplegó un nuevo eje aglutinador de la oposición. También, movimientos en asociaciones como Fores, cuyo presidente Alfredo Vittolo, confirmó que esa entidad convocó a un consejo asesor para acercar propuestas mas allá de este proyecto en particular al consejo que instituyó Fernández. Vittolo le dijo a BAE:  la idea es contribuir a una reforma plural donde efectivamente estén incluidas todas las voces porque de lo contrario cualquier reforma de esta magnitud naufragría.

 

Más notas de

Alejandra Gallo

Un break en la Economía, pero sólo para encarar un complejo 2021

Un break en la Economía, pero sólo para encarar un complejo 2021

Miradas de póker y una foto que no pudo ser en la reunión de Guzmán con AEA

Miradas de póker y una foto que no pudo ser en la reunión de Guzmán con AEA

La propiedad privada copó la parada empresaria

El conflicto de propiedad en el campos de los Etchevehere reanimó la disputa ruralista

Empresas, entre el tsunami tecnológico y el modo defensivo

Empresas, entre el tsunami tecnológico y el modo defensivo

Inversiones, reforma judicial y servicios esenciales: empresarios inquietos ante un Presidente que no suelta la letra chica

Inversiones, reforma judicial y servicios esenciales: empresarios inquietos ante un Presidente que no suelta la letra chica

Mucha arenga política y pocas nueces

Mucha arenga política y pocas nueces

Empezó octubre, asoman el 17 y el Coloquio de IDEA

Alberto Fernández en un encuentro con AEA, prepandemia

El "pico" de rumores económicos superó al sanitario

El "pico" de rumores económicos superó al sanitario

Empresarios ya están recalculando el presupuesto. ¿Se achica la torta de la economía argentina?

Economía argentina: ¿se achica la torta?

Inflación: la maldita tasa de dos dígitos

Inflación: la maldita tasa de dos dígitos