"No importa quiénes sean los candidatos. Esto es Cambiemos contra el kirchnerismo". La frase de uno de los operadores del oficialismo resume cuál es la idea fuerza que prendió luego del impacto que generó el anuncio de que Cristina Fernández no será la número uno sino la número dos de la fórmula presidencial que encabezará Alberto Fernández.

La frase no sólo grafica la campaña que quiere reforzar el macrismo de contraste con el pasado, sino que deja abierta la hipótesis de someter a revisión las candidaturas. Los números que le mostraron a Mauricio Macri lo ubicaron 11 puntos debajo de la intención de voto de Cristina, estancado y a la baja.

En las últimas reuniones que tuvo con su consultor estrella, Jaime Durán Barba, escuchó lo que no quería : el consultor le dijo que ninguna medida que pueda tomar de aquí hasta la fecha de elecciones para mejorar la economía va a tener impacto electoral, según revelaron dirigentes que trabajan en la campaña.

Cristina puede ir segunda o primera, pero es la líder del espacio. ¿Pasaría lo mismo con Macri?

Faltan dos meses y medio para las primarias. Es probable que el tiempo sea insuficiente para que medidas como un "plan Alivio II" o el "Ahora 12, 18 o 24 reloaded" lleguen a mejorar el ánimo del bolsillo del elector y la cartera de la electora. Con esa descripción de escenario, está claro que hoy por hoy pocos piensan que el Plan A (M) es la mejor opción, como sostienen el propio Macri y su jefe de Gabinete, Marcos Peña. Por eso volvió a mencionarse la posibilidad de una fórmula compartida con Maria Eugenia Vidal o con Horacio Rodríguez Larreta, o directamente el cambio de cabeza de fórmula en Cambiemos.

"María Eugenia no hizo ningún cambio en la agenda que tenía prevista para esta semana", señalaron en el equipo de campaña de la gobernadora para descartar una urgencia estratégica que obligue a modificar su carrera para la reelección la provincia de Buenos Aires .

Tan cierta como esas especulaciones, es que el escenario que dejó plantada la nueva fórmula de Alberto Fernández y Cristina no terminó de delinearse. En los próximos días días habrá tres hechos centrales para contornear el espacio opositor: mañana se reúne el PJ bonaerense para comenzar a abrir las puertas a una fórmula provincial más flexible (¿se sumará Sergio Massa?); el miércoles está pautado un encuentro del peronismo no kirchnerista de Roberto Lavagna, Juan Schiaretti y Miguel Pichetto, y el 27 de mayo será la Convención Nacional de la UCR que confrontará al sector que tracciona el abandono de Cambiemos y la búsqueda de un espacio centroprogresista con quienes proclaman quedarse con el Pro y la Coalición Cívica.

En el espacio de Unidad Ciudadana también deberán pararse a examinar los próximos pasos. Cristina se plantó como candidata a vice y con esa decisión dio también una señal: aporta los 32, 34 o 36 puntos que tiene de intención de voto -según la encuesta- pero necesita ampliar el espacio y que otros dirigentes sumen para evitar una segunda vuelta. Que sea segunda o primera en la fórmula no parece relevante; sigue siendo la líder del espacio.

Falta un mes para las primarias, tiempo suficiente para modificar cualquier plan, incluso los ya anunciados.

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos