El tenor italiano Andrea Bocelli acudió ayer a un hospital de la ciudad italiana de Pisa junto a su esposa para donar plasma para la investigación de una vacuna contra el coronavirus, debido a que padeció en marzo esa enfermedad aunque con síntomas leves.

Según contó en declaraciones a la prensa, que replicó la agencia EFE, tanto el artista, como su esposa y sus dos hijos, dieron positivo en un testeo pero apenas padecieron "unas líneas de fiebre".

Tras la donación realizada junto a su esposa, Veronica Berti, el hospital Cisanello de Pisa emitió un comunicado en el que agradeció el aporte del cantante para un experimento local que analiza la eficacia del plasma inmune de pacientes que sufrieron coronavirus para un eventual tratamiento.

Bocelli participó de distintas cruzadas para recaudar fondos en medio de la pandemia, como su presentación en el concierto One World: together at home, realizado por la Organización Mundial de la Salud y Lady Gaga, y su concierto de Pascua en la Catedral de Milán.

Italia se convirtió en uno de los focos europeos de la pandemia, con una cifra de muertos que supera ampliamente los 32.000. Aunque hoy está en la parte final de la curva, sigue siendo de los más afectados.