El 2019 fue un año récord para la participación de las mujeres en el cine en los Estados Unidos, lo que implica de paso una tendencia para el resto de la industria audiovisual en los demás mercados. Hollywood es el "molde" del entretenimiento masivo y, tarde o temprano, las tendencias que cristalizan en sus producciones llegan al resto del mundo. Este año, las películas protagonizadas por mujeres representaron el 40% de la producción, contra el 31% que se había verificado en 2018. No solo eso: en general, el protagónico femenino es frecuente en el cine independiente y mucho menos en las producciones mainstream. Pero este año, ese porcentaje cambió: el 55% de los protagónicos femeninos se vieron en el mainstream y el 45%, en el independiente.

Casi todas las representaciones de minorías tuvieron un crecimiento de algún tipo. La variedad étnica de todos modos favoreció a las blancas (70% de los personajes); seguidas por afroamericanas (18%), latinas (6%) y asiáticas (5%). Pero estuvo mucho más repartida la representación de las mujeres respecto de los géneros. Los protagónicos femeninos se repartieron de este modo: 26% en el cine de terror; 24%, dramas; comedias, 21%; películas de acción, 16%; ciencia ficción, 8%; y películas animadas, 5%. Es decir, básicamente todos los géneros de mayor recaudación tuvieron protagónicos femeninos, y es notable cómo subió en el cine de acción y los géneros fantásticos (terror y ciencia ficción).

El estudio fue realizado, como todos los años, por el Center for the Study of Women in Television and Film de la Universidad Estatal de San Diego, en California. Se tomaron los 2.300 personajes femeninos que aparecieron en las 100 películás más recaudadoras del año 2019. Por cierto, algunas películas se destacaron como mojones importantes: Capitana Marvel (primera película de superhéroes protagonizada por una mujer en quebrar la barrera de los u$ 1.000 millones); Frozen II (el filme animado más recaudador de la historia hasta el momento, con casi u$ 1.300 millones); o la exitosa adaptación de Mujercitas de Greta Gerwig. Todo está en el tope de la lista y muestra dos cosas muy claras. La primera, que no hay -o se ha revertido con las nuevas generaciones- una especial aversión respecto de que una película de un género determinado esté protagonizada por una mujer. La segunda -complementaria-, que los roles femeninos atraen más público femenino a las salas. Lo que implica, dado que no "expulsan" al público masculino, simplemente más público. Las políticas de inclusión en las representaciones generan una mayor cantidad de afluencia, y los géneros y los presupuestos generosos están ya "blindados" al respecto.

Más notas de

Leonardo Desposito

Así nacen los cineastas o un puñado de óperas primas notables

Following, extraordinario debut de Christopher Nolan

La comedia humana según el maestro japonés Shoei Imamura

La comedia humana según el maestro japonés Shoei Imamura

El público estadounidense tuvo un gasto récord en entretenimiento hogareño durante 2019

El living, cada vez más sustituto de las salas de cine

Gloria y loor al peor cineasta de la historia

Gloria y loor al peor cineasta de la historia

Buen fin de semana para la taquilla de los cines gracias a dos tanques masivos

Jumanji 3, el estreno del jueves con más público

Durante 2019 la taquilla global estableció un nuevo récord histórico

Engame, lo más visto de 2019 con US$2.790 millones

Las nominaciones a los Oscar 2020 reconocen la soberanía de Netflix en el negocio audiovisual

Nominaciones al Oscar reconocen la soberanía de Netflix

Cine mudo para quienes desconfían del silencio

El maquinista de la General: Keaton sin necesidad de diálogos

La radiografía de un mito en una obra maestra de Clint Eastwood

La radiografía de un mito en una obra maestra de Clint Eastwood

Porno hecho sin dinero sobre gente muy rica

Porno hecho sin dinero sobre gente muy rica