La historia oficial relegó a Manuel Belgrano al papel de “creador de la bandera nacional”. Fue la forma de ocultar, por mucho tiempo, el pensamiento y la acción de uno de los más lúcidos revolucionarios. Felipe Pigna aborda la agitada vida de Belgrano, tanto en lo público como en lo privado y familiar. 

Sus facetas más conocidas como protagonista de la Revolución de Mayo y general de la Independencia, su ideario progresista y las batallas que libró para llevarlo a la práctica.

Belgrano fue el primero en estudiar y difundir las ideas de la economía política, adaptándolas a los intereses rioplatenses, el primer promotor de nuestra industria, un pionero del periodismo, un hombre de avanzada en ideas culturales y educativas, un defensor de los derechos de los pueblos originarios y, en un tiempo en que se postulaba la instalación de una monarquía en el Río de la Plata, el que propuso la coronación de un descendiente de los incas.

La investigación y el estilo atrapante de Pigna recorre los múltiples aspectos de la rica vida privada y pública de Belgrano. Recupera las banderas de un hombre que no vaciló en dar la vida con honestidad, coherencia, humildad y amor por la patria.