Cuatro músicos consagrados de jazz lanzarán el 10 de julio un disco que promete figurar entre lo más celebrado del año. Se trata, también, de cuatro amigos que se admiran musicalmente y que han construido formidables carreras solistas desde que en 1994 debutaron en el disco Moodswing, del saxofonista Joshua Redman. Justamente Joshua, hijo del extraordinario saxofonista Dewey Redman, se volverá a reunir 26 años después con el aclamado pianista Brad Mehldau, con el contrabajista Christian McBride y con el baterista Brian Blade para el disco Round again, que el sello Nonesuch editará en julio.

Ya se puede escuchar un tema en las plataformas digitales y también se puede ver un video en las páginas de Nonescuch y de los músicos. El nuevo disco llegará con siete temas originales, tres de Redman, dos de Mehldau, uno de McBride y otro de Blade.

Caracterizados alguna vez como "young lions" de su generación -una denominación que en verdad le calzó a varios músicos que luego no llegaron a trascender especialmente-, estos cuatro artistas son hoy estrellas que cotizan sus apariciones en conciertos y festivales y generan expectativa con sus nuevos emprendimientos discográficos. También son tapas de revistas especializadas y voces escuchadas en materia de actualidad del jazz.

Se conocen de memoria y eso le da valor agregado al disco que se avecina. La interacción entre los cuatro fluye naturalmente y acaso pueda hablarse de un sonido propio de este cuarteto que quizás pudo haberse reunido tiempo antes. "Si hubiera sido por mí, podríamos haber hecho esto hace diez años", admitió Mehldau, quien agregó: "Josh, Christian y Brian son mis héroes: es como tocar con Los Vengadores". McBride, por su parte, destacó sobre sus colegas: "Han evolucionado exponencialmente, ahora son supermonstruos y tocar con ellos me aporta una nueva mirada sobre mí mismo". Agregó el contrabajista que "cuando se tiene intimidad creativa, aún cuando hayan pasado veinte años sin tocar juntos, bastan dos compases para darse cuenta de que el feeling nunca se perdió".

Sobre el grupo que originalmente grabó Moodswing, el tercer disco como líder de Joshua Redman, el saxofonista recordó que inmediatamente se percató de que esa banda no podría permanecer unida durante mucho tiempo porque todos sus integrantes eran personalidades con una fuerte potencialidad artística y cada uno estaba llamado a desarrollar un camino exitoso por separado. "Yo sabía mejor que nadie cuán afortunado era por haber compartido algo de tiempo con músicos como ellos", aseguró Redman.

Después de Moodswing, Mehldau lanzó en 1995 su primer álbum en solitario, Introducing, mientras que un año después dio inicio a su aplaudida trilogía The Art of the Trio. En 2016 Nonesuch publicó Nearness, la última de varias colaboraciones que Redman y Mehldau cruzaron en los últimos años. Se trata un disco en dúo grabado durante una gira europea que ambos compartieron. Poco antes, en 2013, Mehldau produjo y tocó en el disco de Redman Walking shadows. Previamente, en 2010, Redman participó en un disco de Mehldau, Highway rider. En aquel entonces el pianista se refería a su vínculo como "una amistad en la que tal vez no te veas por mucho tiempo, pero cuando te reencontrás la retomás ahí donde la dejaste".

Más notas de

Eduardo De Simone

La escena local vuelve a empujar con fuerza: los mejores discos para escuchar en cuarentena

Camila Nebbia estrenó "Aura"

Vuelven los músicos a escena en la Ciudad: cuándo y cómo verlos en vivo

El Bebop Club tiene credenciales más que suficientes para los shows de Jazz

Vuelven los festivales y se pueden ver online

Jazzaldia en una edición pasada

Las cartas de amor póstumas de Jimmy Heath

Las cartas de amor póstumas de Jimmy Heath

Nuevos discos locales de jazz, a pesar de la pandemia

Nuevos discos locales de jazz, a pesar de la pandemia

Vuelve a sonar el jazz en vivo en Europa

Vuelve a sonar el jazz en vivo en Europa

El disco de Monk que enfrentó la tensión racial

El disco de Monk que enfrentó la tensión racial

La suite de Brad Mehldau en cuarentena

La suite de Brad Mehldau en cuarentena

El pianista secreto que deslumbró a Jarrett

El pianista secreto que deslumbró a Jarrett

¿Cómo será el jazz después de la pandemia?

El BeBop Club, uno de los más reconocidos a nivel local