La pandemia trastocó todos los planes de la industria musical y por supuesto de los músicos, actores claves en el proceso, que de un día para otro vieron cercenada la posibilidad de tocar en vivo.

También sufren los clubes y locales donde se escucha jazz y nadie sabe cuándo y cómo podrá ser posible revivir shows como antes de la era de la peste. Desde luego, esto ocurre en todo el mundo y golpea a lugares históricos, como el Village Vanguard en Nueva York, sobre el que llegaron a circular rumores de cierre o venta, aún no debidamente aclarados.

En algunos casos, músicos y clubes se reinventan vía streaming con una tarifa inferior a la de los conciertos en vivo. Muchos establecimientos en Estados Unidos y Europa lo están llevando adelante con suerte dispar. También artistas con trayectoria reconocida lo proponen desde sus propios estudios.

En la Argentina la situación es más compleja, y los clubes y los músicos se enfrentan a un escenario más turbulento, puesto que es casi imposible trasladar el modelo de cobrar por streaming. En algunos casos los clubes apuntan a mantener presencia virtual, como Bebop, cuya alma mater, Aldo Graziani, transmite online entrevistas en vivo. También los músicos hacen lo suyo y no pierden la posibilidad de algún vivo por las redes, a menudo sorpresivo.

Pero hay algo que se mantiene dentro de cierta estabilidad y es la edición de discos. Muchos se suben a plataformas digitales, especialmente Bandcamp y otros comienzan a circular en físico, en la medida en que se rehabilita el circuito de distribución y venta, es decir, las disquerías.

Entre las últimas novedades locales que merecen ser tenidas en cuenta se pueden citar las siguientes:

  • El trío del baterista Sergio Verdinelli, Ernesto Jodos en piano y Mauricio Dawid en bajo, conde, que tendrá edición internacional de ears&eyes Records y nacional de Twitin’ Records. Son tres músicos de reconocida presencia en la escena local y algo del disco se puede explorar ya en Bandcamp, donde se asocia a este trío –las composiciones originales son de Verdinelli- con los suecos de EST y algún matiz de The Bad Plus.
  • El guitarrista Axel Scheinsohn publica su primer álbum solista al frente de un cuarteto de músicos sobresalientes, como Camila Nebbia en saxo tenor, Hernán Cassiba en contrabajo y Guillermo Harriague en batería. Efervescencia es un disco de especial vuelo creativo, con influencias diversas, que confirma el gran momento del jazz que se hace en la Argentina.
  • Otro disco de peso internacional es que lanzó la pianista Paula Shocron con el excepcional William Parker en contrabajo y Pablo Díaz en batería, Live at Ibeam, una improvisación libre en ese local de Brooklyn grabada el año pasado y editada por Nendo Dango records.
  • El guitarrista Enrique Peña se apresta a lanzar un nuevo disco con su trío integrado por Juan Bayón en contrabajo e Inti Sabev en clarinete. Anticipó un tema por estos días en las redes, Aguañeando, inspirado en la música popular del sur andino de Colombia.
  • Finalmente el quinteto Salmuera lanzó su disco debut en formato digital en el que combina elementos de la música popular argentina y latinoamericana con dosis de rock y de jazz.