Brianna Callum vive en Capilla del Monte, provincia de Córdoba, desde allí dialogó con BAE Negocios.

—¿Cuándo empezó a escribir?
—Profesionalmente, podría decirse que en 2009. Pero soy creadora de historias desde que tengo uso de razón, desde muy chiquita. Siempre me gustó escribir y crear personajes, situaciones y mundos diferentes. La imaginación, la lectura y la escritura fueron parte de mí en todas las etapas de mi vida.

—¿Irse a vivir a Córdoba tuvo que ver con buscar un lugar más tranquilo para escribir?
—Nuestra mudanza a Capilla del Monte fue un proyecto/sueño familiar que se gestó en busca de tranquilidad y de vivir en el que para nosotros era nuestro lugar en el mundo. Tardamos unos once o doce años en poder concretarlo y al día de hoy, catorce años después, estamos convencidos de que fue lo mejor que pudimos hacer. El entorno y diversas situaciones favorecieron que yo pudiera desarrollar mi carrera.

—¿Por qué eligió la novela romántica?
—Porque es un género que me permite trabajar las emociones y sentimientos además de poder tratar distintos temas o problemáticas, sobre todo de género. Considero que esto ayuda a visibilizar y concienciar. Además, el amor en todas sus variantes, en toda su dimensión (y no hablo solo del amor de pareja), es lo que debería regir nuestras acciones, decisiones y pensamientos. El amor le da sentido a la vida. Es parte de la vida, y eso es lo que pretenden mostrar las novelas románticas: historias de vida.

Sus primeras novelas son en Escocia, y por lo que leí no la conoce. ¿Cómo fue esa experiencia?
—Fue una experiencia maravillosa. Siempre sentí una gran conexión con Escocia y en ese momento (2009/2010), sentí la necesidad de situar mis historias en esos paisajes de ensueño. La investigación, desde luego, fue ardua para poder describir los escenarios y crear la ambientación de la manera más fidedigna posible, su cultura y costumbres. Ahora, mi asignatura pendiente es recorrer esos lugares.

—Uno de los personajes es un padre soltero, no es muy común que estén en las novelas
—Exacto. Kyle Cameron, el protagonista masculino de Nuestra asignatura pendiente, es padre soltero. Creo que con este dato ya el lector se dará cuenta de que estamos frente a otro tipo de protagonistas, que es lo que quiere mostrar el Sello VeRa: hombres sensibles, que no temen demostrar sus sentimientos y conectados a sus emociones desde la primera página.

—¿Puede un viaje cambiar la vida?
—Claro que sí. Un viaje, por sí solo, es un soplo de aire fresco para el alma, y después estará en cada uno lo que va recogiendo en su equipaje (o dejando en el camino) durante la travesía. Muchas veces, un viaje ayuda a descubrir quiénes somos, a encontrarnos con nuestra esencia, con nuestras raíces.

—¿Emily, la protagonista de Nuestra asignatura está inspirada en alguien?
—No está inspirada en nadie en particular, aunque su forma de pensar y sus reacciones, en un alto porcentaje (muy alto), corresponden con las mías.

—¿Por qué elegió Marruecos y Londres?
—Elegí Londres porque es uno de esos sitios que me encantaría visitar. La elección de Marruecos, en cambio, tiene una explicación un poco más extensa: entre las fotos de mis antepasados que guardan mis padres, siempre (y al decir siempre me refiero a desde pequeña) me llamó la atención una fotografía en particular en la que se ve a un muchacho posando vestido con el uniforme de regulares del Ejército Español y con los ojos delineados con kohol. La fotografía fue tomada en Marruecos, cuando el chico cumplía el servicio militar durante la época del Protectorado español sobre el norte de Marruecos. Cuando mi cabecita estaba en el momento de darle forma a la trama de Nuestra asignatura pendiente (la protagonista va en busca de sus raíces y de la historia de amor de sus abuelos maternos), los ojos delineados con kohol aparecieron en mi mente y todo cerró para mí. Ese fue el momento en el que supe que quería ambientar la historia en ese país.

—¿Escribir le da la posibilidad de vivir otras vidas?
—Totalmente. Escribir me permite volar, viajar (al menos mientras dura el proceso de investigación y escritura), por diferentes paisajes, conocer otras culturas. Y, como dije antes, me permite hablar de temáticas que me parecen interesantes y de problemáticas que deben visibilizarse para crear conciencia. Además, tanto la escritura como la lectura, ayudan a sanar el alma.

—¿Qué le gusta que los lectores encuentren en tus novelas?
—Me gusta que encuentren historias atractivas, con personajes y situaciones interesantes. También, que se encuentren con mensajes que, a veces están de manera explícita y otras se leen entre lineas; pero que todos los libros tienen.

—¿Las novelas de amor son solo para mujeres?
—Es cierto que el público mayoritario de las novelas de amor (que no se centran solo en el romance y vale aclarar que los autores del género somos muy respetuosos en las investigaciones que hacemos para cada obra) son las mujeres; no obstante, también hay hombres que las leen y yo lo veo perfecto. Al fin y al cabo, el amor en todas sus facetas, nos atraviesa a todos por igual.

Título: Nuestra asignatura pendiente
Autora: Brianna Callum
Editorial: Vera
Páginas: 376
Precio: $849

Más notas de

Maria Helena Ripetta

“La literatura nos saca del tema omnipresente de la pandemia, de la angustia o del miedo”

“La literatura nos saca del tema omnipresente de la pandemia, de la angustia o del miedo”

“El amor nos atraviesa a todos por igual”

“El amor nos atraviesa a todos por igual”

“Empecé subiendo mis libros a una aplicación para lectores y escritores”

“Empecé subiendo mis libros a una aplicación para lectores y escritores”

“Elegí escribir lo que me gusta leer”

“Elegí escribir lo que me gusta leer”

“No existe la madre perfecta”

“No existe la madre perfecta”

“Hay que tener valentía para decidir el desarraigo”

“Hay que tener valentía para decidir el desarraigo”

“Me gustaría que al lector se le pusiera la piel de gallina”

“Me gustaría que al lector se le pusiera la piel de gallina”

“No hay temas tabú, menos en ficción”

“No hay temas tabú, menos en ficción”

“Me gusta el entramado de las personas, las relaciones familiares”

“Me gusta el entramado de las personas, las relaciones familiares”

“Los libros deben disparar preguntas y provocar un diálogo”

“Los libros deben disparar preguntas y provocar un diálogo”