Emilio Balcarce es el jefe de la sección policiales del diario Crónica, pero también es guionista de comic tanto para nuestro país como para el exterior. "Empecé allá por 1977. Yo quería ser dibujante de comics, estudié dibujo, pero gustaron mas mis guiones que mis ilustraciones", dice a BAE Negocios Barlcarce ,quien acaba de publicar una antología de sus historietas en la revista Fierro.

—¿De qué temas le gusta escribir?
—Ciencia ficción, principalmente, pero también me gustan mucho las historias bélicas. Ocasionalmente he escrito algunos westerns y, paradójicamente, pese a que soy jefe de policiales del diario Crónica, mi único policial fue Monterrey, una miniserie sobre la guerra narco en México. Y un solo unitario entre 500.

—¿La ciencia ficción ayuda a relatar hechos que de otra manera son muy difíciles?
—-En mi caso, es mi forma de evadirme de la dura tarea que es todos los días contar crímenes, asesinatos, violaciones, etc. por mi trabajo de periodista policial. También es mi forma de dejar un mensaje ecológico: estamos destruyendo el planeta donde vivimos.

—¿Cómo es el trabajo con el ilustrador?
—El ideal es intercambiando ideas, como hago actualmente. Dos cabezas piensan más que una y me gusta que el dibujante también aporte su pensamiento, aparte de su arte. Al principio era el editor el que le daba los guiones a los dibujantes, ahora yo elijo con quién me gustaría trabajar.

—¿Para los temas se ponen de acuerdo con el ilustrador?
—A veces el ilustrador propone un tema y si me interesa lo hago. Pero en la mayoría de las veces soy yo el que propongo la historia.

—¿Por qué Asteroides?
—Me ofrecieron las dos últimas páginas de la mítica revista Fierro, a todo color. Yo estaba trabajando para Italia con el dibujante rosarino Marcelo Pérez y preparamos historias cortas, pero contundentes. Como nuestro trabajo gustó, le dimos forma de serie. Un Asteroide es lo que quedo de la explosión de un planeta, pero si cae en otro puede acabar con una raza entera, como sucedió con los dinosaurios. Estas historias son breves, pequeñas, como fragmentos, pero pretenden ser impactantes. Y algunos temas son bien argentinos, como el futuro de Las Malvinas.

—Fueron publicadas en en el 80 en la emblemática revista Fierro, ¿por qué le parece que aún tienen vigencia?
—Porque el mundo no ha cambiado, ha empeorado. Y muestran un futuro que cada vez está más cerca. Hubo que actualizarlos solo en algunos temas tecnológicos. En la primera versión, por ejemplo, recién habían salido las computadoras Apple, que eran letras y números solamente. Pero afortunadamente aún tienen vigencia. No envejecieron, pese a haber sido escritas en 1985, y agradezco a la editorial Comic.ar por haberlas recopilado en este libro.

—¿Cómo era trabajar en Fierro?
—Era el ideal. Uno no debía ceder sus derechos de por vida, como en otras editoriales. Simplemente los cedía para una sola publicación. Y su editor Juan Sasturain, era muy amable y accesible. No puedo decir lo mismo del que estuvo a cargo en la segunda etapa.

—¿Qué lugar hay para el comic en argentina?
—Hay mas eventos tipo Comic.con que nunca, pero los libros que se venden son de editoriales de un solo editor, o autoediciones. Ya no existen las editoriales de la etapa dorada. Y esta todo muy colonizado por el comic de superhéroes y el japonés. Hay poco mercado también, los jóvenes leen cada vez menos. Ojalá algún día vuelva a ser como antes, cuando escribía para 10 mil lectores acá y 50 mil en Italia. Hoy se venden 1000 libros como máximo y hay muy pocas revistas, que generalmente no pagan mas que con un ejemplar.

—Cuando trabaja para el exterior ¿es por encargo?
—No, yo ofrezco una idea para una serie, se hace una muestra de 3 páginas y un plot, y los italianos pueden aceptarla o no. Para otros mercados, como el norteamericano o el español, generalmente vendo historietas terminadas.

—¿Cuánto tiempo le lleva hacer los guiones?
—Antes me llevaba mucho tiempo, hasta meses. El periodismo me ha dado mucha rapidez para enlazar ideas. Ahora, generalmente en una semana puedo escribir una serie de 48 páginas.

—¿Qué tiene que tener un guión para ser bueno?
—No hay una fórmula segura para el éxito. Me han rebotado ideas que yo creía geniales y aceptado otras que no me parecían tan buenas. Depende del gusto del editor, de cíomo se levantó ese día. Yo tengo una fórmula: cada 6 cuadros tiene que pasar algo importante. El ritmo es fundamental, para mí. Es mi estilo, donde vuelco también mi cinefilia. Siempre pongo referencias cinematográficas.

—Cuando escribe guión ¿se separa del periodista?
—Totalmente, escribir guiones es lo que me da mas placer, pero los guionistas no podemos vivir solo de esto. Los dibujantes, sí. El periodismo es mi trabajo, me da de comer.

—¿El comic le da la libertad de crear distintos mundos posibles?
—Me gusta crear nuevos mundos, con sus propias reglas, donde haya un rebelde que las rompa.

Título: Asteroides
Autores: Marcelo Balcarce- Marcelo Pérez
Editorial: comic.ar ediciones
Páginas: 64
Precio: $480

Más notas de

Maria Ripetta

"Leer historias que pueden enseñarnos es un tesoro"

"Leer historias que pueden enseñarnos es un tesoro"

Un experimento literario de todas las formas posibles

Un experimento literario de todas las formas posibles

“Me veo tomada por las historias que escribo”

“Me veo tomada por las historias que escribo”

"El cómic me permite evadirme del periodismo policial"

"El cómic me permite evadirme del periodismo policial"

"La amistad se pone a prueba en los momentos complicados"

"La amistad se pone a prueba en los momentos complicados"

Serrat y Sabina vuelven a hacer magia desde el escenario

Amigos y trovadores

"En algún punto, los libros nos eligen a nosotros"

"En algún punto, los libros nos eligen a nosotros"

“Me divierte jugar con el cliché”

“Me divierte jugar con el cliché”

"La historia de una nación es la historia de sus guerras"

"La historia de una nación es la historia de sus guerras"

“Elijo pequeñas cosas para mostrar la complejidad humana”

“Elijo pequeñas cosas para mostrar la complejidad humana”