"La idea de la novela surgió a partir de la pregunta sobre cuánto tenía que ver la religión judeocristiana con el origen del patriarcado en Occidente. Un texto sobre filosofía de la religión me fue llevando a otro y cuando comprendí que la Biblia, el libro que más influyó en nuestra cultura, se creó a partir de una selección de textos, pensé en aquellos otros escritos que no hubiesen sido aceptados por inconvenientes para la organización social que se impuso. Por ejemplo, uno sobre Lilit, la primera mujer creada por Dios antes que Eva y que se fue del Paraíso por rebelde, porque no quería subyugarse a Adán, jamás hubiese sido incorporado al canon sagrado", dice a BAE Negocios Inés Arteta, escritora e historiadora. "Por otro lado, tenía al personaje Luisa Castelli, de un libro de cuentos anterior, Juego de mujeres. Ella es una profesora de Historia a la que le cuesta compatibilizar su ambición académica con la maternidad y podía funcionar como mi alter ego e investigar sobre Lilit a la par mía", agrega.

"Luisa encuentra una postal que funciona como detonante en la historia. Ella está en crisis porque siente que es tarde empezar un doctorado a los 38 años y, mientras se cuestiona si vale la pena intentarlo, encuentra una postal con la imagen de Lilit que había pertenecido a su abuela. Saber por qué su abuela la guardaba, dispara su búsqueda. Esa imagen también es significativa, ya que es el lazo entre la abuela de Luisa y el otro protagonista de la historia, Jákob Adam, un serbio especialista en Lilit, el personaje mitológico de la imagen que, figurativamente, jamás hubiese aceptado un rol de segunda al lado de su marido", cuenta.

— ¿Cómo definís a Lilit?
— Es una mujer que se atreve a imponerse sin miedo ante el riesgo de perderlo todo. No acepta nada impuesto y menos aún querría el rol de espejo que agrande la figura del hombre.Tiene la mente absolutamente libre: es una mujer antes de la creación del patriarcado.

— Después también aparece un sabio de la cábala, ¿es real?
— En la novela aparecen dos sabios. Uno es real: Gershom Scholem, el fundador y especialista máximo en la cábala, que es la mística judía. El otro, Jákob Adam, es ficticio. Adam conoce a Scholem cuando, al finalizar la Segunda Guerra Mundial, emigra a Jerusalén. Y como tiene en su poder un libro antiguo, anterior a la creación del canon bíblico, es la persona ideal con quien estudiar el mito como algo legítimo, algo que puede aportar verdades que no aparecen en la filosofía racional.

— ¿Por qué el titulo?
— La otra mitad del universo es un título que el lector y la lectora cargarán de significado al terminarla. Es metafórico y hace referencia a las mujeres, esa mitad del mundo que no escribió los libros de historia porque no lo tenía permitido.

— ¿Cuál es el origen del patriarcado?
Es muy difícil determinar el origen del patriarcado, que habría surgido con la revolución agraria y la división del trabajo. La otra mitad del universo propone que cuando los hebreos, que era nómadas monoteístas, se hicieron sedentarios se asentaron en Canaán y pasaron a ser llamados israelitas, se organizaron en familias en las que el padre era la máxima autoridad. Al regreso del éxodo en Egipto en el siglo XII y de la organización estatal, necesitaron un Estado fuerte y autoritario para defenderse de posibles invasiones y conquistas.

— Hay un vínculo con la historia
— Después de las leyes se eligieron los textos que contarían su historia, una que representara su identidad como pueblo, que era una íntimamente relacionada con la religión monoteísta. Hay mucho de historiadora en mí como escritora. Me fascina la investigación histórica. Me parece que la historia es una fuente muy rica para comprender cómo pensamos.

— ¿Es muy duro el camino a la libertad de una mujer?
— Me parece que el camino a la libertad es duro para una mujer porque tenemos preconceptos que están enquistados en nuestra cultura. Si bien creo que eso está cambiando mucho, que las mujeres que hoy tienen 20 y 30 años se ven a sí mismas de una manera diferente, la novela propone que es algo tan enraizado que el cambio va a requerir de mucha determinación de parte de las mujeres.

— ¿Te parece que este tipo de novelas ayuda a ver las estructuras patriarcales?
— Me gustaría pensar que este tipo de novelas aporta también para advertir los gestos, que pasan bastante desapercibidos, como por ejemplo el trato que un profesor le da a un alumno, que es diferente que el que le da a una alumna, como muestra la novela. Estamos tan acostumbradas a que nos traten de modo condescendiente que a veces no notamos pequeños gestos que pasan desapercibidos, como que nos ponderen la belleza o cómo nos queda la ropa en vez de nuestro trabajo.

Más notas de

Maria Helena Ripetta

Tali Goldman: "La distancia está relacionada con la soledad"

Tali Goldman: "La distancia está relacionada con la soledad"

Un libro como salida de una relación tóxica y de recuperación

Un libro como salida de una relación tóxica y de recuperación

Entrevista a Maru Leone: “La poesía es esa cajonera en donde puedo ordenar lo que pienso y siento”

Maru Leone: “En la poesía puedo ordenar lo que pienso y siento”

Entrevista a Javier Moro: “Los españoles son muy olvidadizos con sus héroes y sus personajes”

Entrevista a Javier Moro: “Los españoles son muy olvidadizos con sus héroes y sus personajes”

Inés Arteta: "A las mujeres no nos ponderan nuestro trabajo sino cómo nos queda la ropa"

Inés Arteta: "A las mujeres no nos ponderan nuestro trabajo sino cómo nos queda la ropa"

Entrevista a Inés Arteta: “A las mujeres no nos ponderan nuestro trabajo sino cómo nos queda la ropa”

“A las mujeres no nos ponderan nuestro trabajo sino cómo nos queda la ropa”

Coco Chanel: la fascinante historia de la creadora de un estilo único

Coco Chanel: la fascinante historia de la creadora de un estilo único

Flavia Fernández y un libro sobre el confinamiento y el descubrimiento: "Escribir me salvó y me hizo reír"

Flavia Fernández y un libro sobre el confinamiento y el descubrimiento: "Escribir me salvó y me hizo reír"

El arquitecto español de Nueva York

La compleja relación de padre e hijo que eligen la misma profesión, también presente en el libro de Javier Moro

Eduardo Berti: "Los libros nos regalan el respiro de sacar los ojos de la pantalla"

Eduardo Berti afirma que "los libros nos recuerdan lo humano en nosotros"