"Wërra es el grito con el que los primitivos alemanes atacaban a sus enemigos. Una suerte de interjección que pasó a casi todas las lenguas europeas para definir la guerra", dice BAE Negocios Federico Jeanmaire.

"En cuanto a este momento, creo que puede parecerse en algún sentido, sobre todo en cómo se vive la guerra para aquellos que no son soldados, una suerte de paréntesis de la normalidad y una necesidad de hacer como que la guerra de sus alrededores no existe", reflexiona.

_¿Cómo surge este libro?

_Estaba en Francia, en 2018, durante una beca de residencia para escritores en Saint Nazaire. Una amiga me contó que se cumplía un aniversario de la batalla que se había producido allí durante la Segunda Guerra Mundial. Fui a la ceremonia que se hacía en el puerto y quedé impactado por un señor muy mayor que se bajó encorvado del auto, se puso una chaqueta llena de medallas, se paró y se mantuvo erguido durante todo el tiempo que duró la ceremonia. Un esfuerzo descomunal que me llevó a investigar la batalla desde esa misma tarde. O, lo que es lo mismo, un esfuerzo descomunal, el de ese hombre, que me hizo pensar qué podía significar para alguien participar en una batalla. Me hizo pensar en la guerra. En todas las guerras y en cualquiera.

_¿Cuántas miradas puede tener la guerra?

_Supongo que innumerables. En cuanto a mí, y a mi libro, intenté mirarla desde todos los lugares que se me ocurrieron. Y, sobre todo, mirar las diferencias entre la guerra real y algunas representaciones de la guerra: la serie Combate, los soldaditos con los que jugaba en mi niñez, las fotografías del aparato de propaganda nazi.

_¿Te llevó mucho tiempo de investigación?

_Investigué y, mientras escribía, continué con la investigación. En total, la tarea me llevó trece meses de encierro y ansiedad, en los que llegué a engordar 15 kilos.
 

_¿Hay cosas autobiográficas?

_Sí, hay mucho de autobiográfico. Los soldaditos que fabricaba mi abuelo, mirar la serie junto a mi padre y mi estancia en Saint Nazaire. Aunque, claro, lo autobiográfico no siempre es asimilable a la verdad: el recuerdo es subjetivo.
 

_¿Cómo entra la ficción en un relato histórico?

_De diversos modos. En el caso de Wërra, sobre todo hay ficción en el tiempo de la narración: el libro aparece escrito durante mi residencia en Francia, cuando, en realidad, casi la totalidad fue escrita acá en Buenos Aires, a la vuelta de mi residencia.
 

_"Guerra", "mierda", "infierno" y "trivialidad" son palabras recurrentes, ¿por qué?

_Son palabras fundamentales en la construcción del libro. Van y vienen. Andan por ahí. Van significándose y resignificándose a medida que las páginas pasan.
 

"En épocas oscuras como esta, la literatura indaga,

cuenta el mundo desde algún sitio inesperado" 

_¿El hombre es el único animal que miente?

_Engaños puede haber entre los animales o incluso entre las plantas: la mentira, en cambio, es algo privativo de la palabra, un engaño que solo se da entre los seres humanos.
 

_¿Cómo fue publicar en período de aislamiento?

_Werra iba a salir el 1° de abril. Pero, claro, su salida se pospuso tanto en España como acá. Un mundo sin librerías es un mundo inconcebible. Por suerte, finalmente el libro salió a mediados de julio en España y a principios de septiembre aquí, cuando el mundo, aunque todavía incomprensible, ya no era tan monstruoso.
 

_¿Qué rol te parece que tiene la literatura en estos tiempos?

_ El rol que ha tenido siempre, en épocas oscuras como esta o en momentos más amigables: indagarnos, contarnos el mundo desde algún sitio inesperado, llamarnos la atención, contradecir más etcéteras y etcéteras.
 

_Como escritor, ¿cómo fue la cuarentena?

_Un horror, como para cualquiera que no escribe. Un tiempo extraño, un encierro no deseado. Pero, también, sospecho que una oportunidad para conocernos un poco más y para replantearnos algunas cuestiones que tienen que ver con lo colectivo.
 

Más notas de

Maria Helena Ripetta

Analía y María Sivak: cuento infantil para hablar de la pandemia

Analía y María Sivak: cuento infantil para hablar de la pandemia

Abrasha Rotenberg: "Si los jóvenes peronistas hubiesen vivido en los 40 serían antiperonistas"

Abrasha Rotenberg: "Si los jóvenes peronistas hubiesen vivido en los 40 serían antiperonistas"

Valentina Caff: "Las mujeres siempre estamos sometidas a una mirada rigurosa"

Valentina Caff: "Las mujeres siempre estamos sometidas a una mirada rigurosa"

Magda Tagtachian: "Mi abuela me enseñó a luchar casi sin hablar"

Magda Tagtachian: "Mi abuela me enseñó a luchar casi sin hablar"

Andrés Neuman: "En nuestro cuerpo se juegan placeres, dolores, miradas, miedos"

Andrés Neuman: "En nuestro cuerpo se juegan placeres, dolores, miradas, miedos"

Federico Jeanmaire y la similitud entre la guerra y la pandemia: "Hay una suerte de paréntesis de la normalidad"

Federico Jeanmaire y la similitud entre la guerra y la pandemia: "Hay una suerte de paréntesis de la normalidad"

Lorena Pronsky: "Es difícil asumir que lo que se deseó ayer, no se quiere más"

Lorena Pronsky: "Es difícil asumir que lo que se deseó ayer, no se quiere más"

Un libro de caminatas para ser turista en Buenos Aires

Las ilustraciones acompañan la bella edición

Marcelo Luján: "Escribo porque escribiendo me siento libre"

Marcelo Luján: "Escribo porque escribiendo me siento libre"

"La lectura es momento de ocio pero, también, una vía de escape"

"La lectura es momento de ocio pero, también, una vía de escape"