En estos días de nuestras vidas en pandemia uno puede recibir invitaciones a vivir de varias formas diferentes. Sobre todo cuando el Covid afectó hasta las nociones del tiempo, nos hace pensar que el año pasado fue 2019 y no 2020, que pasen y se escapen jornadas simétricas como agua entre las manos y hasta efemérides que tienen que ver con nuestra vida y pasión musical que se resume en Queen.

Fue así que en sobrevaloración generosa la compañera Martina Jaureguy nos escribió temprano: “Es tu hora de brillar”. Invitación al fin para escribir sobre el 13 de julio de 1985 y el Live Aid simultáneo en Inglaterra y Estados Unidos.

Allí coronó “La crema de la crema del rock”, como lo resumió Freddie Mercury, la cual sumaba voces y talentos por la hambruna en Africa y veteranos al fin nos honra decir que lo vimos en vivo y a pantallazos de una TV todavía no global.

Un sector de hinchas de Queen consideramos que la película “Bohemian Rhapsody” es un film atrapante pero no respeta líneas de tiempo, deja cuanto exceso tuvo la banda a cargo del señor Bulsara y para el histórico recital de Wembley propone que Queen llegó al mismo luego de una crisis interna severa y generada por el disco solista de Mercury.

Tópicos que no fueron ni serán ciertos, más allá de que bajo el santo “es una película” algunos admirados expertos de la Queenmanía les bajen el precio como “anomalías” en el nombre de la fe poética.

Si es verdad que cuando la banda confirmó su presencia a Bob Geldoff ya estaban todos los tickets vendidos, lo cual agigantó un hecho que no es leyenda sino dato verificable.

Queen no tocaría allí para su hinchada, sino para quienes habían adquirido sus boletos para ver a otros artistas, en variada gama y además sumarse a la cruzada solidaria.

Era uno de los temores de la banda que venía de realizar el The Works Tour, no obstante se preparó para llevar adelante su set, en los términos acordados para todos los grupos, so pena de que cumplido el tiempo límite, y encendido de los semáforos del escenario, se apagaría el sonido sin posibilidad de reclamo.

En la previa de Live Aid, según comenta en el podcast Puerto Bulsara el amigo Bebe Sanzo (@bbsanzo) se llegó a evaluar la posibilidad de que David Bowie cantara “Space Oddity” desde el espacio, en proyecto que involucraría a la NASA.

Estimados jóvenes, los invitamos a pensar en que todavía el mundo, si bien ya tenía zoom de satélites monitoreando el planeta, estaba a años de los celulares e Internet.

De regreso a Queen destacaremos algunos detalles que hacen a la grandeza de lo que algunos califican como “La mejor actuación en vivo de una banda de rock en todos los tiempos” que comenzó a las 18:41 en el estadio de Wembley:

Una impecable lista de canciones para su actuación, a saber:

#Bohemian Rhapsody

#Radio Ga Ga

#Hammer to Fall

#Crazy Little Thing Called Love

#We Will Rock You

#We Are the Champions

21.48 regresarían Mercury y Brian May con un bonus track

#Is This the World We Created...

Al igual que otras bandas, no habría vestuario especial para ellos, el glamour de sus ropas era marca registrada de Queen

La escenografía del escenario, común para todos, fue austera

Salvo para el bonus track mencionado, la actuación de Queen fue todavía con luz diurna, secreto a voces que la noche los cobijaba para su magia.

No respetaron la potencia del sonido y la aumentaron, como sí muestra la película.

Todos felices.

Si bien Bulsara no tenía el visto bueno de sus médicos para arriesgar sus cuerdas vocales, tomó el desafío, brilló e hizo brillar con empatía a May, Roger Taylor y el gran John Deacon

Esa actuación en Live Aid fue la plataforma de relanzamiento para el último tour con Mercury como capitán en 1986

Millones de personas los vieron en todo el mundo

Sus ácidos y mal intencionados críticos de la prensa británica y otras tierras, tuvieron que morder el polvo ante el suceso.

Y tuvo lugar en el viejo estadio de Wembley, remodelado a pleno hace algunos años, como suele comentar May “el lugar de los grandes triunfos de Freddie”.

Postdata:

Ningún músico de Queen pudo superar como solista, ni siquiera Mercury, el éxito e impacto que tuvo la banda, un grupo pleno de empatías y rabietas varias.

Y Live Aid lo certificó a pleno, "una especie de magia" que no sólo para los incondicionales como quién suscribe, que trasciende el tiempo y algunos destratos.

Lo esencial se percibe y se goza también desde la música y vaya si Bulsara y compañía lo demostraron ese 13 de Julio de 1985.

Más notas de

Luis Autalan

Scioli se reunió con el Sindicato del Neumático y analizará la situación

Scioli se reunió con el Sindicato del Neumático y analizará la situación

En la CGT, la atención estará puesta en presencias y ausencias

En la CGT, la atención estará puesta en presencias y ausencias

Scioli recibe a trabajadores del neumático que ya decretaron otro paro con movilización

Scioli y el Sindicato del Neumático en audiencia oficial

La confirmación del acto en la CGT no disipó la tormenta oficialista

La confirmación del acto en la CGT no disipó la tormenta oficialista

Scioli convocó al Sindicato del Neumático para una reunión

Scioli convocó al Sindicato del Neumático para una reunión

Nuevo debate para el Salario Mínimo en agosto, otro síntoma inflacionario

Nuevo debate para el Salario Mínimo en agosto, otro síntoma inflacionario

Alberto y Cristina tendrán una doble función por separado a 48 años de la muerte de Perón

Alberto y Cristina tendrán una doble función por separado a 48 años de la muerte de Perón

Metrodelegados quiere hacer punta en la reducción de la jornada laboral

Metrodelegados quiere hacer punta en la reducción de la jornada laboral

Nuevo paro por 24 horas en las empresas de neumáticos

Nuevo paro por 24 horas en las empresas de neumáticos

Revisión paritaria de la UOM, cuesta arriba y con cuarto intermedio

Revisión paritaria de la UOM, cuesta arriba y con cuarto intermedio