A lo largo de este 2020, que llegando a su final cuenta con la reciente legalización del aborto, ya sea desde la ficción, el ensayo, la investigación o la crónica, se publicaron libros que abordaron la temática complejizándola y reconfigurando las dimensiones de una decisión y una práctica que dejó de ser clandestina en nuestro país.

Entre estas publicaciones se encuentra "Historia de una desobediencia. Aborto y feminismo", de la Ensayista y activista queer Mabel Bellucci que, editado por Capital Intelectual, traza un mapa de genealogías y cartografías de las luchas por el derecho al aborto en Argentina.

La escritora y ensayista Florencia Abbate también construyó un trabajo que puede leerse como parte de una memoria de las luchas de uno de los colectivos más potentes de los últimos años: "Biblioteca feminista" (Planeta) que reúne las luchas de las mujeres desde el siglo XVIII hasta el presente, a partir de una genealogía que sintetiza el pensamiento y las vidas de las que, a lo largo de la historia, fueron pioneras.

En tanto, María Lina Carrera, Gloria Orrego-Hoyos y Natalia Saralegui se ocuparon en la investigación "Dicen que tuve un bebé" (Siglo XXI) de tomar los casos de siete mujeres privadas de la libertad en la Argentina y perseguidas penalmente tras haber atravesado abortos espontáneos, partos prematuros o en los que los bebés nacieron sin vida.

En 2020, la feminista, psicoanalista, médica e integrante del Foro por los Derechos Reproductivos y de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Martha Rosenberg publicó "Del Aborto y otras interrupciones. Mujeres, psicoanálisis, política", una suerte de biografía intelectual que editó Milena Caserola.

Por Sudestada, la actriz y escritora Zuleika Esnal llevó a las librerías "Bitácora de un grito", un mosaico de voces de distintos territorios atravesado por casos de abuso, maltrato, abortos clandestinos, discriminación y múltiples vulneraciones de derechos.

La socióloga Julia Burton analizó en "Desbordar el silencio, tejer complejidades" las acciones elaboradas por el movimiento feminista neuquino en los últimos años en la lucha por el derecho al aborto.

Desde la ficción, Claudia Piñeiro abrió el año con su novela "Catedrales", donde todo se termina de astillar con la aparición del cuerpo descuartizado y carbonizado de la menor de las hermanas Sardá. Un suerte de policial díscolo que remite a la genealogía de crímenes irresueltos de la historia argentina y donde las consecuencias de un aborto, como práctica penalizada, es eje de la trama.

La francesa Annie Ernaux fue otra de las autoras publicadas este 2020 que abordó el momento en el que una mujer decide abortar y las consecuencias de esa decisión cuando es clandestina.