Cuando a principios de este siglo se comenzó a hablar del boom del jazz argentino no habrá faltado quien intuyó en esa expresión un mero recurso publicitario o periodístico. Dos décadas después quedó claro que no fue –no es- así: la vitalidad del género en el país, en plazas que exceden a Buenos Aires, es un hecho demostrable y alentador.

Dos décadas atrás se estaba gestando un recambio generacional y una expansión de la influencia del jazz en un país que supo entregarle al mundo artistas como el Gato Barbieri o Lalo Schiffrin y recibir por extensas temporadas a músicos de la talla de Enrico Rava o Steve Lacy para tocar en clubes locales.

De esa explosión que no ha cesado da cuenta el imprescindible libro “Un panorama del nuevo jazz argentino (2000-2020)”, del periodista Fernando Ríos, que acaba de lanzar la muy activa editorial Gourmet Musical.

Ríos encaró un valorable trabajo de indagación en una etapa contemporánea que ha resultado fecunda y dinámica. Por las páginas del libro circulan historias sobre clubes de jazz que han sido célebres y hoy no están, sellos independientes que han desaparecido luego de dejar huellas imborrables o músicos que emigraron. Pero también hay recorridos por nuevos locales que con énfasis han surgido en los últimos años para escuchar jazz, sellos que toman la posta de los que se fueron y, en especial, numerosas y talentosas camadas de músicos que copan la escena y los estudios de grabación.

El libro en cuestión aborda todos los escenarios que explican el auge del jazz en las últimas décadas. Una generación de músicos que incentivó el recambio, la apertura de clubes de jazz que masificaron en cierta forma la convocatoria, la actividad de sellos como BAU Records, S-Music, MDR y luego BlueArt o Rivo Records, el protagonismo de la academia como signo distintivo de los jóvenes que abrazaron el género y los lazos con el rock, el folclore y el tango son algunas de las aristas imprescindibles para entender el fenómeno que se describe en la publicación de Ríos.

El libro incluye seguimientos puntillosos a grupos o solistas que han tenido presencia habitual en la escena local, así como entrevistas a diversos referentes y, algo no menor, un amplio capítulo de discografía que viene a ordenar de algún modo lo más destacable que ocurrió en el jazz local en los últimos veinte años. Y queda claro que el jazz argentino también ha sabido sortear la frontera, a partir de la interacción con artistas extranjeros que posibilitaron los festivales y grabaciones que se acumulan en sellos de todo el planeta.

En definitiva, un libro que, como señala Sergio Pujol en el prólogo, es necesario para conocer el nuevo jazz argentino.

Destacados de la escena local

° Viernes 13 de agosto, en doble función, el quinteto de Mariano Loiácono en Thelonious.

* Sábado 14 de agosto en Virasoro, con doble función, estará la cantante Barbie Martínez en trío con Walter Filipelli y Manuel Fraga.

° Domingo 15 de agosto, la cantante Flopa Suksdorf con su trío en Bebop, Palermo, con un tributo a Ella y Louis Armstrong.

Más notas de

Eduardo De Simone

Se suman más discos argentinos a las bateas

Se suman más discos argentinos a las bateas

La joya oculta del jazz portugués

La joya oculta del jazz portugués

La cálida voz de Julia Moscardini en nuevo disco

La cálida voz de Julia Moscardini en nuevo disco

Discos internacionales para no dejar pasar

Discos internacionales para no dejar pasar

Alto nivel en nuevos discos argentinos

Alto nivel en nuevos discos argentinos

Sale a la luz un inédito de Chet Baker

Sale a la luz un inédito de Chet Baker

Prez, nuevo faro del jazz en Buenos Aires

Un notable show de la cantante Julia Moscardini para la inauguración

Discos argentinos de jazz para comenzar el año

Discos argentinos de jazz para comenzar el año

Jazz: discos notables en la escena global

Bill Charlap vuelve al ruedo con Street of Dreams, sofisticado álbum editado por Blue Note

Renace el Festival de Jazz porteño con aire nuevo

Renace el Festival de Jazz porteño con aire nuevo