El jazz en la Argentina, como en cualquier lugar del mundo, puede mostrar una escena vital e innovadora, pero lejos está de resultar un género con convocatorias masivas. Los negocios a su alrededor, entonces, son acotados y en esencia aptos para adictos a esta música.

A partir de la perseverancia de uno de esos emprendedores amantes del jazz, Justo Lo Prete, la ciudad de Buenos Aires tiene desde hace pocos días un nuevo club para escuchar a los músicos de este género. Se trata de Prez, un impecable local ubicado en Anchorena y Santa Fe que Lo Prete habilitó luego de varios años casi veinte- de masticar la idea y de idas y vueltas con lugares y barrios.

Lo Prete no es músico. Es abogado y con esa profesión se gana la vida. Pero el jazz es su pasión, que fue madurando a lo largo de los años en torno de ese templo para buscadores de discos que es Mintons, cuyo fundador, Guillermo Hernández, viene alimentando la ansiedad y el conocimiento de todos aquellos que se acercan a su local desde hace casi tres décadas.

En esas tardecitas de Minton´s, como bautizó Adrián Iaies a uno de sus discos, germinó la idea de un club de jazz. Exclusivamente de jazz. Antes de que esa ilusión se hiciera realidad, Lo Prete había incursionado en la producción discográfica con su sello Rivo Records.

Con esa marca, lanzó una serie de álbumes con artistas locales e internacionales que quedarán en la historia como parte de lo mejor que se haya grabado en la Argentina en este género. Allí publicaron Iaies, Mariano y Sebastián Loiácono, Julia Moscardini, Francisco Lo Vuolo, Jerónimo Carmona y muchos más. Y también hicieron su aporte reconocidos músicos internacionales como Kirk Lightsey, George Garzone o Harold Danko, entre otros.

El sello quedó atrás, quizás y ojalá que sólo en pausa. Mientras, el nuevo club de jazz Prez -como era conocido el saxofonista Lester Young- ocupa buena parte del tiempo de Lo Prete, que puso a punto todos los detalles para que el local pueda exhibir un nivel internacional. Desde el piano Yamaha de tres cuartos de cola hasta las extraordinarias fotografías de Horacio Sbaraglia que engalanan una pared, Prez se encamina a erigirse en un faro para el jazz porteño.

Su inauguración no pudo ser mejor: un notable show de la cantante Julia Moscardini, que con su grupo dejó hechizada a la audiencia.

Posteriormente le tocó el turno al pianista Ernesto Jodos y también al trío de Adrián Iaies. El jueves último se programó un solo piano de José Angelillo y para este fin de semana se anuncian shows de la cantante Julia Sanjurjo y del saxofonista Sebastián Loiácono.

Una nueva plaza para el jazz en Buenos Aires, que evidencia la fortaleza de esta música en la escena local.

Más notas de

Eduardo De Simone

Se suman más discos argentinos a las bateas

Se suman más discos argentinos a las bateas

La joya oculta del jazz portugués

La joya oculta del jazz portugués

La cálida voz de Julia Moscardini en nuevo disco

La cálida voz de Julia Moscardini en nuevo disco

Discos internacionales para no dejar pasar

Discos internacionales para no dejar pasar

Alto nivel en nuevos discos argentinos

Alto nivel en nuevos discos argentinos

Sale a la luz un inédito de Chet Baker

Sale a la luz un inédito de Chet Baker

Prez, nuevo faro del jazz en Buenos Aires

Un notable show de la cantante Julia Moscardini para la inauguración

Discos argentinos de jazz para comenzar el año

Discos argentinos de jazz para comenzar el año

Jazz: discos notables en la escena global

Bill Charlap vuelve al ruedo con Street of Dreams, sofisticado álbum editado por Blue Note

Renace el Festival de Jazz porteño con aire nuevo

Renace el Festival de Jazz porteño con aire nuevo