La Biblioteca Nacional vuelve a recibir a los lectores y reanuda los servicios presenciales a partir del lunes 6 de septiembre, abriendo sus puertas al público de lunes a viernes de 10 a 16, a través de la reserva anticipada de turnos y del estricto cumplimiento de protocolo sanitario de coronavirus.

La Biblioteca entra en fase 2 habilitando el ingreso del público general, que tendrá que pasar por un control de temperatura y limpiarse las manos con alcohol en gel antes de entrar, usar barbijo en toda la estancia y mantener una distancia de dos metros entre usuarios. Además implica, en esta etapa, una restricción del 30 por ciento de la capacidad de las salas de lectura. 

Para asistir a las salas de Libros y de Hemeroteca, la reserva debe ser con un mínimo de 24 horas de anticipación; para las Salas de Materiales Especiales habrá que contactarse al correo electrónico de cada una de las salas; y podrá reservarse material también en forma anticipada, pero este es un servicio exclusivo para investigadores acreditados.

"Una vez solicitado el turno para el uso de las salas de lectura, se puede reservar de forma anticipada el material a consultar en el día de su visita o podrá hacerla desde el celular o notebook desde la misma sala de lectura", se lee en la página web de la Biblioteca, donde está toda la información de contacto para el pedido de turnos: www.bn.gov.ar/noticias/la-biblioteca-nacional-reabre-sus-puertas-al-publico.

La Biblioteca Nacional Mariano Moreno está ubicada en la calle Agüero 2502, Ciudad de Buenos Aires.

En el mes de agosto también reabrió sus puertas la Biblioteca del Congreso, con estrictas medidas de protocolo y capacidad limitada. Además, hace algunas semanas se habilitaron salas de estudio, lectura y trabajo en la Red de Bibliotecas Públicas de la ciudad de Buenos Aires.