Raúl Carioli, director de Editorial Prometeo le propuso a su amigo Reynaldo Sietecase escribir sobre la situación del periodismo. El escritor y periodista pensó que “tenía que ser un producto coral” para abordar las problemáticas que atraviesan la profesión. “Hay una crisis sobre cómo contar de manera atractiva una noticia ante la multiplicidad de plataformas. Hay una crisis producto de que las audiencias, en general, más que informarse de manera veraz buscan confirmar sus prejuicios. Y podría seguir enumerando un largo rato”, cuenta en diálogo con BAE Negocios.

—¿Por qué sostenés que es una profesión que está en crisis?
—Cómo nunca antes se dan diferentes cuestiones en forma concomitante. Hay una crisis ética y de independencia, por la participación directa de los medios de comunicación en la pelea política. Nunca antes tantos medios tradicionales pasaron de manera tan masiva a ser parte de grupos económicos que tienen intereses en otras áreas (energía, servicios, etc). Hay una crisis vinculada al cambio tecnológico, lo que determina una fenomenal migración de los medios tradicionales a la web con la consecuente pérdida de puestos de trabajo. Esto también profundizó la precarización laboral, y en el otro extremo, la aparición de los periodistas-empresarios. Hay una crisis relacionada a los contenidos, quién determina qué notas deben encabezar los portales de noticias por ejemplo.

–¿Qué define a un buen periodista?
–A mi modo de ver, la pasión. Es clave que tenga la necesidad de contar, tanto lo que ve y sabe, como lo que otros quieren ocultar y él considera relevante-, el rigor a la hora de ejercer su tarea, honestidad y valentía. El periodismo no es una profesión mejor que cualquier otra, pero conlleva un compromiso ético con la sociedad.

–¿Cómo seleccionaste a los periodistas que participan en el libro?
–Convoqué a periodistas que admiro y respeto aunque con algunos tengo disensos. No le pedí material a muchos colegas que respeto y quiero pero que nunca se ocuparon del tema de la profesión. Y agregué a dos jóvenes periodistas para que se ocuparan de dos temas muy actuales y que no podían no estar: precarización laboral y nuevas teconologías, Noelia Barral Grigera y Natalí Schejtman. El libro cierra además con dos anexos: un mapa de medios actualizado y un mapa de organizaciones patronales y sindicales de medios y periodistas. 

Sietecase hizo un vivo de Instagram con Noelia Barral Grigera,
autora de uno de los capítulos del libro 



–Cada uno de ellos aborda una temática distinta en relación a la profesión, ¿fue sugerencia de cada uno?
–Surgieron de mis conversaciones con cada uno. En algunos casos aproveché cuestiones que ya venían trabajando. Por ejemplo Martín Caparrós con el periodismo click o María O`Donnell con la pauta oficial y comercial como condicionante de periodistas y medios. Lo mismo con Leila Guerriero y la mejor manera de contar un hecho o Cristian Alarcón y sus innovaciones con el periodismo anfibio. Creo que es un abanico amplio que propicia diversos debates.

–¿Por qué la sociedad comenzó a descreer del periodista?
–Creo que después de años de considerarnos fiscales de la patria, nos ubican en un lugar más parecido al real. El ego es un gran enemigo para un periodista. Para contar bien hay que poder ponerse en el lugar del otro. 

–¿Es un libro destinado solo a periodistas?
–No, creo que puede ser muy útil para periodistas y estudiantes de comunicación pero es un libro que puede disfrutar cualquier persona con inquietudes sobre la política, la historia y la actualidad. Además los textos están muy bien escritos. Los disfrutarán.

–¿El periodismo puede recuperar la credibilidad perdida?
La credibilidad, en todo caso, la perdieron los medios y periodistas que dejaron de contar los hechos e interpretarlos de manera rigurosa y supeditaron sus mensajes a mandatos económicos o instrucciones espurias. La crisis no abarca a todos de la misma manera. Hay gente que sigue haciendo las cosas bien, que dice no a los planteos inaceptables, que se banca pagar las consecuencias en función de no ceder en su calidad. Aunque muchos hayan elegido hacer mal el trabajo -y que incluso sean exitosos con esa deformación- no cambia las cosas, la idea de Periodismo, instrucciones de uso es que puede hacer bien y que vale la pena intentarlo.

Periodismo: instrucciones de uso

Editorial Prometeo

Páginas: paginas 184

preecio: $990