Adrián Scotto en su doble rol de editor independiente y escritor presentó su último libro, Las Mil y una noches de Balthazar, que escribió después de leer una noticia en un diario sobre unos perros de la calle. "Me sorprendió tanto que escribí el cuento basado en esa historia real. Balthazar es un perro de calle y una noche de Reyes Magos, sin quererlo, se convierte en el héroe de su pueblo. Siempre me preguntan si tiene un final feliz, y sí lo tiene. En general todos mis cuentos que tratan sobre protección animal, tienen finales felices, aunque en realidad esos perro de la calle casi nunca lo tienen. Ese es el mensaje principal de la historia, darles una segunda oportunidad, y que no compres que adoptes. Hay miles de perros y gatos esperando por eso", dice el autor a BAE Negocios.

—¿Por qué decidiste hacerla en formato cómic?
—Porque soy fanático de los cómics y además la historia transcurre en su mayoría de noche, ideal para trabajar la estética del cómic, en blanco y negro, los claroscuros y las sombras le agregaron misterio a la parte visual del libro.

—¿Es solo para chicos el libro?
No. Es para chicos y también para un público juvenil y adulto. Si son amantes de los cómics, como yo, seguro lo van a disfrutar doblemente. Las mil y una noches de Balthazar habla de la empatía, de la amistad incondicional que nos entregan los animales, incluso en situaciones extremas. Ese mensaje abarca y llega a todas las edades.

—Vos aconsejas en el libro adoptar perros
Soy fanático de los animales, vegetariano, todavía me falta dejar el queso y el dulce de leche para ser completamente vegano. Siempre me preguntan por qué y creo que el ser vegetariano o vegano, no tiene que ver con dejar de comer carne, se trata de dejar vivir. Los animales, perros, gatos, chanchos, vacas, todos sienten y quieren vivir como nosotros. Mi primer libro se llama El Secreto de Emma y ya va por su segunda edición, se lo dediqué a una de mis perras rescatadas. Este es de Balthazar y tengo varios mas escritos para cada uno de los animales que rescaté en mi vida, todos con temáticas relacionadas a la protección animal.

—¿Cómo fue el intercambio con el ilustrador?
—Las ilustraciones son de Matías Mino y quedaron geniales, porque reflejan lo que yo quería transmitir en la historia. El desarrollo del personaje de Balthazar es genial, la expresión de los ojos, y también el desarrollo de cada escena quedaron realmente bien. Un cómic no es como un libro ilustrado infantil, las escenas tiene una secuencia especial, así como los diálogos, el diseño editorial del libro en general es totalmente distinto.

—Al ser editor y autor ¿en qué rol te sentís más cómodo?
Amo hacer las dos cosas. Escribir es un placer que me doy de vez en cuando, pero en mi trabajo como editor también puedo satisfacer esa necesidad de escribir en el trabajo en conjunto que hago con cada autor. Me involucro mucho con cada obra y muchas veces tienen mucho de mí cuando llegamos al escrito final. Siempre digo que se puede aprender a escribir, pero a imaginar una buena historia, no. Por eso es tan importante el trabajo de edición. Las editoriales y los editores no estamos para criticar la obra del autor, estamos para ayudar a que sean obras publicables y de interés para los lectores.

—¿Cómo es tener una editorial en tiempo de cuarentena?
—En principio, como todo el mundo tenía miedo del impacto de la cuarentena en la Editorial, pero nosotros trabajamos con autores independientes y en este periodo de tiempo de estar en casa, con más tiempo para prestar atención a cosas que quizás tenías pendientes, ayudó a retomarlas, sirvió para que muchos autores se atrevan a dar ese paso tan importante que es publicar un libro. Por suerte durante la cuarentena no paramos de publicar libros, una de las cosas que decimos en Editorial Olivia es que los libros no están en cuarentena y lo prueba la cantidad de nuevos títulos que sacamos durante los últimos tres meses y los que tenemos programados hasta fin de año.

—¿Por qué decidiste dedicarte a editar libros?
—En realidad fue una necesidad propia. Cuando publiqué mi primer libro lo hice por mi cuenta, todo el proceso me llevó muchísimo tiempo, no sabia que hacer, invertí mucho dinero y después tuve que salir a llevar los libros abajo del brazo, librería por librería. Entonces pensé que bueno sería que existiera una Editorial que te acompañe en ese proceso, te aconseje y te ayude a dar a conocer tu obra. Así fue como nació Editorial Olivia en 2016 con 3 títulos, uno de ellos era el mío. Ahora tenemos más de 65 libros en el catálogo, son todas ediciones de autor, con mucho cuidado en los detalles y mucha dedicación por eso que amamos hacer, que es publicar libros.

Más notas de

Maria Helena Ripetta

Analía y María Sivak: cuento infantil para hablar de la pandemia

Analía y María Sivak: cuento infantil para hablar de la pandemia

Abrasha Rotenberg: "Si los jóvenes peronistas hubiesen vivido en los 40 serían antiperonistas"

Abrasha Rotenberg: "Si los jóvenes peronistas hubiesen vivido en los 40 serían antiperonistas"

Valentina Caff: "Las mujeres siempre estamos sometidas a una mirada rigurosa"

Valentina Caff: "Las mujeres siempre estamos sometidas a una mirada rigurosa"

Magda Tagtachian: "Mi abuela me enseñó a luchar casi sin hablar"

Magda Tagtachian: "Mi abuela me enseñó a luchar casi sin hablar"

Andrés Neuman: "En nuestro cuerpo se juegan placeres, dolores, miradas, miedos"

Andrés Neuman: "En nuestro cuerpo se juegan placeres, dolores, miradas, miedos"

Federico Jeanmaire y la similitud entre la guerra y la pandemia: "Hay una suerte de paréntesis de la normalidad"

Federico Jeanmaire y la similitud entre la guerra y la pandemia: "Hay una suerte de paréntesis de la normalidad"

Lorena Pronsky: "Es difícil asumir que lo que se deseó ayer, no se quiere más"

Lorena Pronsky: "Es difícil asumir que lo que se deseó ayer, no se quiere más"

Un libro de caminatas para ser turista en Buenos Aires

Las ilustraciones acompañan la bella edición

Marcelo Luján: "Escribo porque escribiendo me siento libre"

Marcelo Luján: "Escribo porque escribiendo me siento libre"

"La lectura es momento de ocio pero, también, una vía de escape"

"La lectura es momento de ocio pero, también, una vía de escape"