El periodista y escritor Reynaldo Sietecase acaba de publicar Lengua sucia, que reúne una selección de sus poemas y dialogó con BAE Negocios.


–¿Cómo te llevás con la cuarentena en relación a la escritura?
 -A diferencia de lo que se suele decir, no estoy escribiendo más. Estoy trabajando mucho más que antes por la pandemia. Sigo en la radio y la tele y hago una agenda diaria para las redes. Estoy con una novela nueva, aunque voy muy despacio, y con un nuevo libro de poemas que girará sobre mi paisaje de infancia: Rosario y el río Paraná. También hago dos lecturas semanales en Instagram con los poemas de Lengua Sucia (martes a medianoche y domingos a las 20, ya hice diez).  Asisten entre 200 y 300 personas al vivo y luego hay más de tres mil reproducciones. Estoy impresionado con eso.

–¿Te parece que podrá ser tema de una futura novela?
–No creo. Estoy con una novela pero no tengo previsto en principio plantear el tema de la pandemia . Pero estoy seguro de que se escribirá mucho sobre esta pesadilla colectiva que estamos viviendo. De hecho, ya se escribió mucho sobre las pestes y los virus. Claro, nadie imaginó que esas distopías se convertirían en realidad.

–¿Es verdad que tus inicios en la literatura fueron con la poesía?
–Sí. Escribo poesía desde los 17 años. Mi ingreso al periodismo es posterior. Participé de grupos literarios y edité revistas culturales. Después, el periodismo se convirtió en mi oficio y luego la narrativa. Por impulso de Tomás Eloy Martínez publiqué en 2002 mi primera novela: Un crimen argentino.

–¿Cómo seleccionaste tus propios poemas para esta antología?
–Desde que publiqué mi última novela: No pidas nada (Alfaguara) hace dos años vengo charlando con mi editora, Julieta Obedman, la posibilidad de publicar mis poemas. Tenía un libro terminado y a ella se le ocurrió acompañarlo con una selección de poemas de todos mis libros, que fueron editados en pequeños sellos editoriales. Quedó entonces un libro nuevo y una selección de cada uno de mis otros libros, ya difíciles de conseguir en una edición hermosa. Es una gran alegría, alguien que no conozca mi poesía puede hacerse con Lengua Sucia, una idea acabada de mi obra poética. De hecho hay gente que ni sabía que era poeta. 


–¿Por qué lengua sucia?
–Me parecía que era una buena manera de definir la lengua del poeta y diferenciarla de la lengua más formal y previble del periodista e, incluso, de la lengua del novelista. Una lengua irreverente, insumisa, capaz de la blasfemia. 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

10° Lectura de #lenguasucia 21.07.20 #poesia #Sietecase

Una publicación compartida de Reynaldo Sietecase (@rey7kc) el


 

–¿Que temas sentís que necesitas el poema para desarrollarlos y cuales la novela?
–El cuento y la novela pueden nacer con una imagen, una frase, una escena o un personaje pero luego implican un desarrollo y un plan de trabajo. Un poema puede decantar dentro de uno durante años o aparecer como un rayo y plasmarse en una sentada. La poesía es misteriosa. Y los temas son todos. Nada es ajeno en mi poesía. Tengo algunas obsesiones: el amor, el sexo, la muerte, la desigualdad. Me interesa en especial, como decía Drummond de Andrade, el tiempo presente y los hombres y mujeres presentes, sus alegrías y sus dolores.

–¿Qué te gustaría que encuentre el lector en este libro?
–Intento conmover y emocionar. Que sienta el fogonazo en el corazón. Que piense y sienta.

–En los poemas logras separarte del periodista?
–Soy un poeta que trabaja de periodista y escribe novela. Podría ser un poeta que es maestro, bancario o arquitecto. No tengo que separarme. Varios de los poetas que admiro ejercían y ejercen el periodismo. Juan Gelman, Mario Trejo y Paco Urondo, por nombrar sólo a tres ya fallecidos.

–¿Elegiste ponerle humor o te sale así?
–Utilizo el humor y la ironía. Van conmigo en la escritura. También el ritmo. Reconozco influencias de poetas brasileros contemporáneos (viví en Río de Janeiro seis meses). Y me referencio en una tradición que reconoce a Oliverio Girondo y  César Fernández Moreno como dos de sus mayores exponentes.

–Los libros de poemas son para que nos acompañen en la mesita de luz y leerlos cuando necesitamos?
–La poesía es un artículo de primera necesidad. La poesía es un antídoto contra la estupidez y los discursos establecidos. No importa dónde pongas los libros. La poesía ilumina, hace bien. 

Un anticipo de #LenguaSucia mi antología personal que acaba de publicar Lumen por ahora en e-book (link en mi bio). En breve también estará el libro en las librerías. Voy a realizar muchas presentaciones para pequeñas multitudes. Estén atentos. #poesía #sietecase @megustaleerarg @editorial_lumen

Publicado por Reynaldo Sietecase en Domingo, 24 de mayo de 2020


–¿Cómo es publicar en pandemia?
–Rarísimo. Recién esta semana abren las librerías. Muy difícil. Mi libro se iba a presentar en la Feria y no hubo ni presentación ni Feria del Libro. Por eso lo estoy empujando mucho en las redes sociales. Y apenas se pueda estaré en las librerías una vez por semana.

–¿Te parece que la literatura puede ayudar a llevar mejor el aislamiento?
–Sin duda. La cultura en general es la que está bancando el aislamiento. Los libros, la música, el cine, el teatro, la pintura. Y fijate que son los artistas de los trabajadores más castigados por la falta de ingresos. El Estado debe hacer mucho más para apoyarlos.

–En la poesía ¿sos “más” vos que en otros géneros?
–Puede ser. En realidad escribo con la misma pasión y honestidad en cualquier género, también en los formatos periodísticos pero en la poesía, tal vez, se imprime con más fuerza mis sentimientos y perspectiva personal. Además, ser poeta es más que escribir poesía, es un modo de entenderse con el mundo, una manera de vivir, como bien lo explico Leopoldo Marechal.

Más notas de

Maria Helena Ripetta

Federico Jeanmaire y la similitud entre la guerra y la pandemia: "Hay una suerte de paréntesis de la normalidad"

Federico Jeanmaire y la similitud entre la guerra y la pandemia: "Hay una suerte de paréntesis de la normalidad"

Lorena Pronsky: "Es difícil asumir que lo que se deseó ayer, no se quiere más"

Lorena Pronsky: "Es difícil asumir que lo que se deseó ayer, no se quiere más"

Un libro de caminatas para ser turista en Buenos Aires

Las ilustraciones acompañan la bella edición

Marcelo Luján: "Escribo porque escribiendo me siento libre"

Marcelo Luján: "Escribo porque escribiendo me siento libre"

"La lectura es momento de ocio pero, también, una vía de escape"

"La lectura es momento de ocio pero, también, una vía de escape"

Mariela Giménez y su libro #UnaLucrecia: "Hablar de lo que nos pasa es el camino para avanzar"

Mariela Giménez y su libro #UnaLucrecia: "Hablar de lo que nos pasa es el camino para avanzar"

Cuentos escritos en cuarentena

Cuentos escritos en cuarentena

“En cuanto lo peor pasa, vuelven a primar los intereses individuales”

“En cuanto lo peor pasa, vuelven a primar los intereses individuales”

“Se puede aprender a escribir, pero no a imaginar”

“Tengo un libro escrito para cada uno de los animales que rescaté”

Cocina y turismo, en un libro de viajes de Carolina Reymúndez que se leen como "bocaditos de felicidad"

Cocina y turismo, en un libro de viajes de Carolina Reymúndez que se leen como "bocaditos de felicidad"