Con motivo del bicentenario de la muerte de Napoleón, la casa de ventas Osenat subastará este miércoles en Francia varios cabellos del emperador, así como un pañuelo y un retazo de tela de batista manchada de sangre que fue usada para su autopsia.

Los objetos, que serán vendidos en Fontainebleau, al sureste de París, están acompañados de una nota manuscrita: "Esta bolsita de seda blanca contiene cabellos de Su Majestad el Emperador Napoleón I, un pañuelo que le perteneció y una tela manchada de sangre (...) Fueron donados a mi padre por parte del general de Montholon, a su regreso de Santa Helena", indica la nota firmada por el "Segundo duque de Bassano". Montholon fue uno de los compañeros de Napoleón durante su exilio y asistió a la autopsia practicada al día siguiente de su muerte, el 5 de mayo de 1821, informó la agencia AFP.

Además, se subastará un "estudio de pierna para el papa Pío VII" realizado por el pintor oficial de Napoleón, Jacques-Louis David.