Italia se convirtió ya hace bastantes años en una plaza insoslayable para el jazz mundial. Su festival de Umbria es uno de los más reconocidos de Europa y convoca músicos consagrados de todas las latitudes.

Luego de años en los que fueron limitados, en los que el desarrollo del jazz fue restringido por el fascismo, las décadas del 70 y del 80 periodos que vieron surgir a legiones de músicos de alto nivel, que comenzaron a interactuar con artistas norteamericanos que giraban por Europa y que dieron luz a álbumes que hoy son clásicos.

Los sellos discográficos que surgieron a la par de la irrupción de aquellas camadas de músicos contribuyeron a fortalecer una escena que hoy aporta una identidad reconocible y sensibilidad para entrelazarse con vertientes musicales de todo signo y lugar.

Uno de los exponentes más destacados de los músicos de jazz italiano que han logrado consideración global es el pianista y compositor Enrico Pieranunzi. Con una trayectoria discográfica amplia y rica y una valoración importante en el resto del mundo, Pieranunzi está hoy en plena actividad a sus 71 años.

Acaba de lanzar tres álbumes en simultáneo a través de distintos sellos, cada uno de los cuales confirma su calidez compositiva, su sofisticación y buen gusto para los dúos y la madurez que ha logrado para consolidar un lenguaje propio que suele emocionar apenas con un puñado de líneas.

Uno de los discos mencionados es The Real You, un tributo a Bill Evans en el dúo con el contrabajista Thomas Fonnesbaek, de escucha imprescindible y destinado a ser uno de los álbumes europeos del año. Sólo hay aquí dos temas de Bill Evans, el resto son composiciones propias inspiradas en aquel artista cuya impronta muchos advirtieron en el primer Pieranunzi. El disco fue editado por el sello Stunt.

Otro dúo de alto vuelo es el que se refleja en Afterglow, recién editado por Challenge, donde Pieranunzi interactúa con Bert Joris en trompeta y flueguel. Todos temas propios y un ejemplo acabado del entendimiento entre dos músicos de orígenes diversos.

Finalmente otro dúo completa el terceto de reciente edición. Es el disco American Music for Guitar and Piano, en el que Pieranunzi encuentra equilibrios con el guitarrista clásico Stefano Cardi. Lograron coincidencias en un repertorio que buscó amalgamar las raíces clásicas de uno y la vocación jazzística del otro. Así, desfilan composiciones de Scott Joplin, Gershwin, Dave Brubeck y Carlos Guastavino, entre otros.

Pieranunzi estuvo años atrás en Buenos Aires para un lejano festival de jazz porteño y ofreció un notable concierto en el Teatro Coliseo. Tal vez, cuando asome alguna nueva normalidad, sea posible tenerlo para una nueva función.

Más notas de

Eduardo De Simone

Un sello con lo mejor del jazz de Nueva York

Un sello con lo mejor del jazz de Nueva York

Vuelve el sello Egea con discos para celebrar

Editó el registro en vivo del pianista Enrico Pieranunzi, entre otros

Un festival para atrapar los sentidos

Un festival para atrapar los sentidos

Sellos independientes con músicos argentinos

Sellos independientes con músicos argentinos

Lanzan inéditos de Keith Jarrett y Miles Davis

Miles Davis Live At 1991 Jazz a Vienne

Discos imperdibles de jazz: se multiplican las ediciones locales y globales

Vincent Herring fue conocido por los porteños por su visita a la Usina del Arte,

Billy Harper, un sonido profundo y espiritual

Billy Harper, un sonido profundo y espiritual

Carlos Sampayo y un libro que llama a escuchar discos

El nuevo libro de Sampayo que sucede a Memorias de un ladrón de discos y Nuevas aventuras de un ladrón de discos.

Nuevos discos argentinos, sin restricciones

Diego Schissi es pianista de gran trayectoria y la originalidad de su álbum Te incluye 19 composiciones que se basan en las palabras del tema Por, de Luis Alberto Spinetta.

Jazz: los seis discos argentinos que saltan a escena

Jazz: los seis discos argentinos que saltan a escena