Maria Schneider es una protagonista recurrente de encuestas diversas en publicaciones de jazz. Esta compositora norteamericana, arregladora y pianista de reconocida y premiada trayectoria, suele figurar año tras año como la más votada en las categorías composición, arreglos y dirección de orquestas del género.

También ganó un Grammy por su disco Concert in the Garden, de 2004, que tuvo la particularidad de haber sido el primer álbum exclusivamente editado digitalmente en lograrlo. A la vez fue distinguido como disco del año por la Asociación de Periodistas de Jazz. Schneider es una artista de alta valoración por parte de músicos de todos los subgéneros del jazz y también del rock. David Bowie la convocó para diversos proyectos y produjo arreglos para música de Sting. Bandas sonoras de películas como El color del dinero y Absolute Beginners también llevan su sello.

Luego de The Thompson Fields, su último disco, editado en 2015, Maria Schneider anuncia ahora un nuevo y ambicioso proyecto, Data Lords, que verá la luz a fin del mes próximo y que se anticipa como un acontecimiento auspicioso en un escenario crítico para todas las manifestaciones musicales a raíz del impacto mundial de la pandemia.

El disco, que será doble y que se financió a través del sistema de crowdfunding en la web, es una manera de abordar la creciente omnipresencia en la vida humana de las herramientas digitales y del Big Data, así como de la conflictiva relación entre los mundos digital y natural que coexisten en todos nosotros.

"Nadie puede negar el gran impacto que la voracidad digital tiene en nuestras vidas. En tanto las grandes compañías de información digital claman por nuestra atención, sé que no estoy sola en esta lucha por encontrar el especio necesario para mantener el contacto con el mundo natural y las cosas simples de la vida. Así que me pareció natural desarrollar un disco doble que refleje estos extremos", afirma Maria respecto de esta nueva iniciativa.

Para su nuevo trabajo, la compositora convocó a músicos con los que trabajó y encaró giras durante los últimos años. Entre ellos se alistan Ben Monder en guitarra; los consagrados saxofonistas Donny McCaslin y Rich Perry; el pianista Frank Kimbrough; el trompetista Mike Rodríguez y el bajista Jay Anderson.

Reflexiona Schneider que el mundo digital nos abruma con herramientas que pueden parecer hechizantes y en homenaje a las cuales entregamos buena parte de nuestra privacidad y nuestra individualidad. Y del otro lado está el mundo natural, que hasta no hace mucho era nuestro único mundo y que nos habilitaba a escuchas profundas y reflexivas, a contactos estrechos con los demás. "Lo que busco es avanzar hacia una suerte de belleza sónica que exprese un balance razonable entre esos dos mundos", sentencia Schneider.

En su emprendimiento Artistshare, que se expresa en una página web, Maria anticipa que Data Lords llegará con un trabajo de arte y packaging diseñados por Aaron Horkey y Cheri Dorr en un alto nivel. A esperar este nuevo y atrapante proyecto.

Más notas de

Eduardo De Simone

Vuelve a sonar el jazz en vivo en Europa

Vuelve a sonar el jazz en vivo en Europa

El disco de Monk que enfrentó la tensión racial

El disco de Monk que enfrentó la tensión racial

La suite de Brad Mehldau en cuarentena

La suite de Brad Mehldau en cuarentena

El pianista secreto que deslumbró a Jarrett

El pianista secreto que deslumbró a Jarrett

¿Cómo será el jazz después de la pandemia?

El BeBop Club, uno de los más reconocidos a nivel local

Un disco para ir más allá del mundo digital

Un disco para ir más allá del mundo digital

Editar nuevos discos, a pesar de todo

Editar nuevos discos, a pesar de todo

Gente con swing: cuando la música impulsa a leer

Gente con swing: cuando la música impulsa a leer

Cuatro fantásticos que vuelven a grabar

Cuatro fantásticos que vuelven a grabar

Un antídoto desde Italia para afrontar la pandemia

Un antídoto desde Italia para afrontar la pandemia