Nueva York, se sabe, es una fuente inagotable de tentaciones para los amantes del jazz. Como una de las plazas más relevantes para el género no pueden faltar los sellos discográficos que difunden a los artistas que tienen base en la ciudad y sus alrededores.

Uno de esos sellos, acaso el que más creció en los últimos años —inclusive a pesar de la pandemia— es Smoke Sessions Records. Se trata de una discográfica independiente asociada a uno de los clubes de jazz más renombrados de Manhattan, Smoke, situado en el Upper West y de visita indispensable para todos aquellos que circulan por Nueva York en busca del mejor jazz.

El club pudo apelar al streaming para mantener viva la llama de sus famosos shows y ahora, cuando comienzan a liberarse las actividades en la Gran Manzana, ya recibe audiencia presencial.

Paralelamente, el sello Smoke Sessions continuó con lanzamientos de alto nivel, que se pueden encontrar en las principales plataformas digitales. Entre ellos, vale la pena enumerar los siguientes:

  • El disco más reciente es All Things Are, del trío del pianista Kevin Hays, con Ben Street en contrabajo y Billy Hart en batería. Album imprescindible, surgió a partir de la reunión del trío con motivo del cumpleaños 80 de Billy Hart.
  • El saxofonista Vincent Herring, conocido de los argentinos por sus visitas al país, editó recientemente Preaching to the Choir, un disco notable que cuenta con el acompañamiento de Cyrus Chestnut en piano, Yasushi Nakamura en bajo y Johnathan Blake en batería.
  • Eric Reed, un virtuoso pianista de gran trayectoria, lanzó en el sello el disco For Such a Time as This, con un grupo integrado por Chris Lewis en saxo, Alex Boneham en bajo y Kevin Kanner en batería, más el cantante Henry Jackson como invitado.
  • Peter Bernstein, uno de los grandes guitarristas de esta era, también visitante de la Argentina para abrir el festival de jazz, se hace presente con un grupo de lujo en su disco What Comes Next. Lo acompañan Sullivan Fortner en piano, Peter Washington en bajo y Joe Farnsworth en batería.
  • Precisamente Joe Farnsworth, baterista que también pisó la escena del festival de jazz porteño, tiene su propio disco con otra banda de nivel superlativo: Wynton Marsalis en trompeta, Kenny Barron en piano y Peter Washington en bajo. Time to Swing es el título y es un trabajo para no dejar pasar.
  • Hay mucho más para explorar, pero cabe mencionar el disco de Eddie Henderson con Donald Harrison (ambos forman parte del célebre grupo The Cookers) y Kenny Barron, un álbum del sexteto de Bobby Watson y una grabación póstuma del recientemente desaparecido pianista Harold Mabern.