La periodista Valeria Sampedro es comprometida, sensible y observadora acaba de publicar su primer libro de ficción.  En eso microrrelatos logra trasmitir esas pequeñas historias que comenzaron casi por casualidad, sin ambiciones de que lleguen al papel y que conforman Casi Nunca es para siempre. "Un editora me escribió por el Instagram. No era un proyecto literario. Empezó en una guardia periodística haciendo tiempo, cuando no se por qué se me ocurre escribir una cosita en el teléfono. Era una especie de proyección de como iba a ser el final de una relación. Un compañero me había contado que iba a dejar la novia a la tarde. Me imaginé esa escena y la subí", dice la autora a BAE Negocios.

"Venía escribiendo cosas, no eran para publicar, y encontré ahí como un registro que me había gustado y empecé a escribir cosas breves. Cada vez que me surgía algo lo escribía y lo volcaba a ahí. Y empecé a repetir un formato que era de historias muy cortitas, de  12 líneas, no mucho mas, y empalmé con las fotos de Daniel Raichijk. Cuando ya tenia cinco o seis historias les abrí un Instragam propio. Surgió así de a poquito y tan de golpe porque cuando le agarré el gustito a eso era una muy linda evasión dentro del laburo diario, se transformó en un vicio. Toda la primera parte la escribí en el celular dentro del auto entre nota y nota, en guardias o momentos que me abstraía un poco. El disparador era real y después me inventaba la escena", recuerda.

"No es que me contaban historias, creía ver historias en determinadas situaciones. Cuando lo empecé a sistematizar me decían: ´tenes que contar mi historia´. Lo que yo quería contar era un fragmento de esa historia, una escena. Por ejemplo veía dos mujeres tomando un café, tenía que durar lo que un café, imaginar lo que había atrás y condensarlo en esas pocas líneas. Primero necesitaba imaginarme toda la historia, y después contar ese escena. Empezó como un juego y fue como un vicio, encontraba historias por todos lados", relata.

Cuando llegó la propuesta de la editorial había 30 historias en las redes escritas en el teléfono. "No tenia el hábito de llegar a mi casa a escribir. Cuando empezó esta idea para mi era todo un juego de explorar nuevas tecnologías, no es que estaba soñando con el libro. Hasta que la editora me escribió, tomamos un café, me dijo que necesitaba mas, 100 en total".

Allí empezó para la autora otra etapa y otra dinámica. "Me tuve que sentar a escribir. Empecé a ver disparadores de lecturas que hacia, novelas de relaciones porque es el interés que tengo: sentir la hoja vacía y empezar a lugar con otros registros. Hicimos 120 al final. No quiero escribir como a demanda pero aparecieron cosas interesantes", dice la autora y afirma que en el libro hay de todo.  "Entre el amor y el desamor hay un abanico de posibilidades".

_¿Cómo surgió el titulo?

_Sentí que lo describía bien. La historias están repartidas, pero por definición son fallidas.
 

_¿Estás vos?

_En esta exploración por redes, por Facebook yo tenia más familiares, más cosas personales. Los comentarios eran que no permitiera que hciera esto, como si todo me hubiese pasado a mí. Las historias eran diferentes por lo que era imposible que protagonizara todas. Quienes me conocen me van a encontrar en un montón de cosas pero no quiere decir que me halla pasado todo eso
 

_¿Fue una elección el microrrelato?

_ Fue un poco por lo que yo tenia armado, porque escribía en espacios incómodos. Primero fue lo que me salió, después me gusto porque eran compactos. La fuerza de esa historia, que puede ser la de cualquiera, es una escena. En la economía de palabras radica el efecto. Me condicionó el formato, me gustó y me sentí cómoda.
 

_¿Qué esperas que el lector encuentre?

_ De lo que estoy convencida es que van a encontrarse con algo de lo que les pasa. Siento que es el resultado de la búsqueda. La literatura que leo, que me interesa es la que tiene que ver con los que nos pasa. Creo que tengo algo a favor. Esto indisoluble ejercitado en años de cronista. Primero ver la historia, visualizarla, tenerla y contarla.
 

_ ¿Cómo abordás la cuestión de género?

_ Con la violencia de género, me pasó que sentía que tenía que estar presente. Me costó bastante. Cuando les encontraba la vuelta las escribí como escenas, me pareció que estaba bien que estuviera", dice la autora, comprometida con los derechos de las mujeres.
 

_¿Querés seguir escribiendo ficción?

_Me abruma pensar en el horizonte de una novela. Pienso que me animaría a un intermedio, cuentos, historias un poquito más profundas pero compactas.

Más notas de

Maria Helena Ripetta

Entrevista a Javier Moro: “Los españoles son muy olvidadizos con sus héroes y sus personajes”

Entrevista a Javier Moro: “Los españoles son muy olvidadizos con sus héroes y sus personajes”

Inés Arteta: "A las mujeres no nos ponderan nuestro trabajo sino cómo nos queda la ropa"

Inés Arteta: "A las mujeres no nos ponderan nuestro trabajo sino cómo nos queda la ropa"

Entrevista a Inés Arteta: “A las mujeres no nos ponderan nuestro trabajo sino cómo nos queda la ropa”

“A las mujeres no nos ponderan nuestro trabajo sino cómo nos queda la ropa”

Coco Chanel: la fascinante historia de la creadora de un estilo único

Coco Chanel: la fascinante historia de la creadora de un estilo único

Flavia Fernández y un libro sobre el confinamiento y el descubrimiento: "Escribir me salvó y me hizo reír"

Flavia Fernández y un libro sobre el confinamiento y el descubrimiento: "Escribir me salvó y me hizo reír"

El arquitecto español de Nueva York

La compleja relación de padre e hijo que eligen la misma profesión, también presente en el libro de Javier Moro

Eduardo Berti: "Los libros nos regalan el respiro de sacar los ojos de la pantalla"

Eduardo Berti afirma que "los libros nos recuerdan lo humano en nosotros"

"A mí me mueven las emociones para escribir"

"A mí me mueven las emociones para escribir"

Dalí, en su mundo íntimo convertido en arte

Dalí, en su mundo íntimo convertido en arte

Reynaldo Sietecase: "El peor enemigo de un periodista es el ego"

Reynaldo Sietecase: "El peor enemigo de un periodista es el ego"