Edson Arantes do Nascimento, Pelé, la ex estrella del fútbol brasileño y mundial, concurrió ayer apoyado en un andador a la ceremonia inaugural del campeonato regional de fútbol del estado de Río de Janeiro. "Antes de entrar aquí en el palco, discutí con mi asesor si lo hacía con la ayuda de un andador o de un acompañante, y le dije: ¿si es la primera vez que Dios me da una zapatilla nueva, por qué no mostrarla?", dijo el ex jugador de 77 años.

El tres veces campeón mundial vistiendo la Verdeamarelha, enfrentó desde el 2012 delicadas cirugías de cadera, menisco y columna, que lo obligaron a utilizar bastones y silla de ruedas.

"Me cambiaron el hueso del fémur y me operé el menisco, la columna... Pero gracias a Dios estoy aquí y agradezco a todos los que hicieron fuerza por mi recuperación", cerró el astro brasileño.