El asesor independiente del Gobierno escocés ha eximido a la ministra principal del territorio, Nicola Sturgeon, de infringir el código ministerial durante investigación administrativa de alegaciones de abuso sexual contra el anterior ministro principal, Alex Salmond.

"Opino que la ministra principal no quebró las provisiones del código ministerial", concluyó el abogado James Hamilton tras meses de investigación.

El informe del exfiscal general de Irlanda, que analizó la conducta de Sturgeon, fue publicado en la web del Gobierno escocés.

"El señor Hamilton ha estudiado todas las alegaciones que penas contra mí y me alegro que las conclusiones de su informe me exoneren de violar el código ministerial", dijo Sturgeon en un comunicado.

La ministra principal subrayó que siempre intentó "actuar con integridad y en el interés público a cada fase del asunto".

"Como he reiterado previamente, no consideré que yo había roto el código, pero estas conclusiones son la resolución oficial, definitiva e independiente de ello", clamó.

Sturgeon pidió voluntariamente a Hamilton que investigara su conducta cuando surgieron alegaciones de que había infringió la ética y las normas ministeriales en su gestión del escándalo en torno a su predecesor y mentor político.

En marzo de 2019, el Tribunal penal de Edimburgo exoneró a Salmond de todas las imputaciones de abuso y agresión sexual que pesaban sobre él.

El exdirigente nacionalista había ganado dos meses antes una querella contra el Gobierno de Sturgeon, que reconoció que la investigación interna de las denuncias de dos funcionarias fue "ilegal y sesgada".

Salmond acusa a su antigua pupila de mentir sobre el caso y alega que hubo una conspiración para arruinar su vida pública, orquestada por la oficina de Sturgeon y altos cargos en el Partido Nacional de Escocia, incluido su marido Peter Murrell.

Hamilton debía analizar si la primera ministra quebró el código en referencia a una serie de encuentros y comunicaciones que mantuvo con Salmond en 2018.

El asesor independiente concluye que Sturgeon "no intervino" a favor ni en contra de su antecesor en el procedimiento de quejas en el trabajo por acoso sexual que su gobierno introdujo al calor del movimiento MeToo.

CRISIS POLÍTICA

La ministra principal siempre negó en público que se hubiera ofrecido a mediar en el asunto, como Salmond le pedía y consideraba que la era la acción apropiada, según testificó el ahora presentador de un "magazine" en el canal inglés de la televisión RT.

"Cuando emergieron las quejas, yo estaba resuelta a no que no se quedaran bajo la alfombra y a no intervenir en el proceso", señaló ahora Sturgeon en respuesta al informe independiente.

En este punto hizo referencia a la interpretación de Hamilton de que tal acción se hubiera "apercibido como interferencia política y partisana".

Sturgeon quiso dar fin a meses de crisis política, que ha puesto en peligro su continuidad al frente del Gobierno, a tres meses de las elecciones autonómicas al Parlamento de Holyrood, previstas para el 6 de mayo.

Falta por publicar un segundo informe, esta vez parlamentario, sobre la gestión de la investigación interna del caso Salmond y el procedimiento de denuncias sexuales.

Se filtraron en los últimos días secciones del documento, incluida la conclusión de que Sturgeon engañó al comité parlamentario, según un veredicto, al parecer, mayoritario que se ajusta a la afiliación política de sus miembros.

Los conservadores rechazaron las conclusiones del exfiscal irlandés y se resistieron a retirar una moción de no confianza en la jefa del Gobierno, que podrían presentar esta semana ante el Parlamento de Holyrood.

"Respeto al señor Hamilton y su resolución, pero no estamos de acuerdo con su valoración. Nicola Sturgeon no se volvió olvidadiza de repente", protestó el líder del partido en Escocia, Douglas Ross.

El dirigente unionista de derechas hizo hincapié en que el "aprobado" del asesor se basa en su aceptación de que Sturgeon no mintió "deliberadamente" cuando dijo al Parlamento que no había recordado una conversación con el entonces secretario de Salmond.

"Ella no está libre ni a salvo", dijo Ross en referencia a la moción de censura.

La misma posición crítica adoptó el líder liberal-demócrata, Willie Rennie, al señalar que "errores de juicio" de la dirigente nacionalista implican que la "dimisión sigue siendo una consideración viva".

Los Verdes, que sostienen al SNP en la presente legislatura, criticaron a la oposición parlamentaria y reafirmaron su apoyo en Sturgeon.

Fuente: Sputnik