Los abogados del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, pedirán al Tribunal de Westminster su libertad bajo fianza por considerar que es vulnerable al brote de COVID-19 en la cárcel donde está detenido.

Assange está en prisión preventiva en la cárcel de alta seguridad de Belmarsh, al sureste de Londres, a raíz de una petición de extradición de Estados Unidos por haber difundido hace diez años información confidencial sobre la política exterior estadounidense.

En un comunicado divulgado este martes (24.03.2020), el equipo de abogados de Assange, encabezado por el exjuez español Baltasar Garzón, señalan que harán la petición ante el tribunal porque las cárceles se consideran epicentros para la propagación del COVID-19 debido al "hacinamiento y la propensión del virus a propagarse en entornos cerrados".

"No solo los presos tienen vidas en peligro, sino también el personal penitenciario y sus familias. Estados Unidos e Irán han liberado a miles de prisioneros de bajo riesgo", indica la nota.

Los abogados recuerdan que la Asociación de Oficiales de Prisiones del Reino Unido ha comparado el riesgo de infección en las prisiones del Reino Unido con el de los cruceros.

El proceso legal de Assange empezó el pasado febrero y ha sido aplazado hasta el 18 de mayo, pero los letrados admiten que podría aplazarse aún más debido a la epidemia del coronavirus.