La decisión fue tomada y resultó en el tono de lo esperado dado el poder de la nación involucrada: los deportistas rusos podrán competir bajo bandera neutral en los Juegos Olímpicos de invierno de Pyeongchang 2018, ya que el Comité Olímpico Internacional (COI) suspendió al Comité Olímpico de Rusia por el escándalo de doping sistemático instrumentado a través del Estado, pero no a los atletas.

Los deportistas serán invitados a los Juegos invernales en febrero "bajo condiciones estrictas de control" y competirán cada uno en su disciplina bajo el nombre de "atleta olímpico de Rusia".

En las ceremonias de premiación, si las hubiere, se izará la bandera olímpica y se escuchará en consecuencia el himno olímpico, en lugar de la bandera y el himno nacional rusos.

"Se ha decidido suspender al Comité Olímpico Ruso con efectos inmediatos, así como invitar de manera individual a los atletas rusos a competir en los Juegos de Pyeongchang bajo el nombre de Atletas Olímpicos de Rusia y bajo la bandera olímpica", fue el comunciado del COI.

El COI, además, resolvió aplicarle una suspensión de por vida para los Juegos Olímpicos a Vitali Mutko, ex ministro de Deportes y ahora viceprimer ministro ruso, a quien ya en los JJ.OO. de Río le fue prohibido el acceso y hoy es el máximo responsable del Mundial de Rusia 2018.

La Comisión Ejecutiva del COI, reunida en Lausana (Suiza), tomó esta decisión tras conocer los resultados del informe Schmid que investiga el dopaje de Estado en Rusia, sin verse intimidada por la presión ejercida en los últimos días por el propio presidente ruso, Vladimir Putin, quien había apuntado que "en las dos opciones, forzar a Rusia a participar bajo bandera neutra o no autorizarla, existe una humillación para el país que le hará daño al movimiento olímpico".

La decisión viene como colación de otra tomada el pasado 16 de noviembre, cuando la AMA se inclinó por mantener la suspensión de la Agencia Rusa Antidopaje (Rusada), que había sido pronunciada en noviembre de 2015.

La prohibición de la participación rusa como nación en los Juegos hace recordar la decisión tomada por el Comité Paralímpico Internacional para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, aunque en ese caso, contrariamente al COI, fue total sin permitir a los atletas rusos competir bajo otra bandera en suelo brasileño.