El próximo gobierno deberá enfrentar vencimientos de deuda por US$200.000 millones a lo largo de su mandato, producto de la herencia que le dejó el macrismo. Un informe realizado por la UNDAV indica que en 2020 y 2021 tendrá por delante obligaciones en moneda extranjera por US$30.000 millones anuales y en 2022 y 2023, por más de US$40.000 millones por año.

Tan sólo entre enero y junio del 2020, el Tesoro Nacional deberá cancelar vencimientos por US$45.000 millones, de los cuales US$26.000 millones están nominados en pesos (57%) y US$19.000 millones en moneda extranjera (42%), señala el estudio de la Universidad Nacional de Avellaneda.

Desde el Observatorio de Políticas Públicas de la entidad señalan que "la herencia en materia de deuda pública será uno de los ejes de mayor controversia durante la próxima gestión". "El nivel de endeudamiento récord en apenas cuatro años y la cesación de pagos mediante un reperfilamiento, serán el principal escollo que deberá resolver el próximo gobierno como forma de recuperar el crecimiento y los ingresos populares", afirman.

El informe destaca que desde 2015 al segundo trimestre de 2019 la deuda pública sobre PBI registró un incremento de casi 30 puntos porcentuales. Pasó de 52% a 81 por ciento. Además advierte que no sólo la deuda aumentó exponencialmente en los últimos cuatro años sino que también empeoró la matriz de su composición: la deuda en moneda extranjera se incrementó en US$87.000 millones (+54%) mientras que la nominada en pesos cayó en US$13.000 millones (-18%) entre 2015 y el 2019.