Luis Frydel
lfrydel@diariobae.com

Calculadora en mano para lo que más importa en una situación tan decisiva: el resultado, traducido por la delicada coyuntura en clasificación o no a Rusia 2018.

3 victorias son las que suma Argentina ante Ecuador en los últimos diez partidos entre sí, de 2004 a la fecha, un registro que se completa con cuatro empates y tres caídas con 16 tantos a favor y 12 en contra.

Poco importa esta vez el cómo, ni los nombres ni los dibujos tácticos. Esta última fecha de las Eliminatorias se presenta con un gran abanico de resultados posibles para la clasificación de Argentina al Mundial y eso es lo que manda.

Ganando llegará a los 28 puntos y se asegurará, al menos, estar en el Repechaje, mientras la clasificación directa tiene varias chances, siempre dependiendo de los resultados de Brasil-Chile y Perú-Colombia.

Para ir directo a Rusia 2018 sin repechaje, Argentina debe ayudarse de un empate entre Perú y Colombia o que Chile no triunfe ante Brasil en San Pablo.

Pero el conjunto de Jorge Sampaoli se aseguraría al repechaje con Nueva Zelanda (8 y 15 de noviembre) si Chile supera a Brasil y Colombia vence a Perú o Perú gana por una diferencia similar o mayor a la de Argentina ante Ecuador.

Para el caso que Argentina consiga apenas un empate en Quito, dependerá de tres encuentros claves, Paraguay-Venezuela, y los mencionados Brasil-Chile y Perú-Colombia, con siete combinaciones posibles.

  1. Si Colombia supera a Perú, Chile pierde por dos goles o más de diferencia contra Brasil y Paraguay no triunfa contra Venezuela, clasificará directo por diferencia de gol.
  2. Si en Lima Perú supera a Colombia por dos goles o más de diferencia, Chile pierde por dos goles de diferencia ante Brasil y Paraguay no triunfa ante Venezuela, también clasificará directo por diferencia de gol.
  3. Si Colombia supera a Perú y Paraguay empata con Venezuela, clasificará al repechaje sin importar Chile-Brasil.
  4. Si Perú supera a Colombia por un gol de diferencia, Chile pierde por dos goles o más de diferencia ante Brasil y Paraguay no triunfa contra Venezuela, también clasificará al repechaje.
  5. Si Colombia supera a Perú y Chile pierde por dos goles de diferencia ante Brasil, del mismo modo clasificará al repechaje sin que importe Paraguay-Venezuela.
  6. Si Perú empata con Colombia, Chile pierde por dos goles o más de diferencia ante Brasil y Paraguay no triunfa contra Venezuela, el repechaje seguirá siendo su destino.
  7. Si Perú supera a Colombia por dos goles o más de diferencia y Chile pierde por dos goles de diferencia ante Brasil, clasificará al repechaje sin que intervenga el resultado de Paraguay-Venezuela.

En medio de toda esta maraña de ecuaciones hasta una chance salvadora tendría Argentina en caso de perder, alcanzando de todas formas el repechaje. La chance sería mínima y Paraguay-Venezuela y Perú-Colombia serían la llave.

La posibilidad se daría si Perú pierde con Colombia con un resultado más abultado que el de Argentina para quedar con peor diferencia de gol y Paraguay no le gana a Venezuela.

Recluido en Guayaquil para evitar el trastorno que provocaría el llegar a la altura un día antes del partido, en la jornada de ayer solo habló Jorge Sampaoli.

El entrenador, quien llevó al Emelec en 2010 a ser subcampeón local luego de varios años sin pelear cosas importantes, se prestó incluso por la tarde, en el lobby del hotel en el que está concentrado el plantel, a todos los hinchas locales se acercaron a pedirle una foto.

El ex DT de Sevilla de España posó siempre con una sonrisa y después de casi una hora y media se retiró del lugar para irse después al entrenamiento y posteriormente brindar una conferencia de prensa desde las 22 (hora argentina).

El Seleccionado pasó la noche en la ciudad de Ecuador de mayor importancia económica y en el mediodía de hoy viajará hacia la capital, con el objetivo de sentir lo menos posible los 2.850 metros de altura sobre el nivel del mar.

Un historial no muy simpático

El Seleccionado argentino no gana desde 2001 en el estadio Olímpico Atahualpa de Quito, Ecuador, cuando el equipo conducido por Marcelo Bielsa se impuso en los 2.850 metros de altura por 2-0 (goles de Juan Sebastián Verón y Hernán Crespo, de penal), para una cómoda y anticipada clasificación a la Copa del Mundo de Corea-Japón 2002.

En los restantes partidos en la capital ecuatoriana cayó en tres ocasiones e igualó en otras dos. En el mano a mano general, la Selección nacional se impone frente a los ecuatorianos con 18 victorias, 10 empates y cinco derrotas sobre un total de 33 juegos. Además, marcó 82 goles y recibió 32.

La última vez que jugaron en Quito fue 1-1 el 11 de junio de 2013, por la clasificación a Brasil 2014.

Dos cambios con dos esquemas posibles

Ecuador el rival, Olímpico Atahualpa de Quito (2.850 metros sobre el nivel del mar) el estadio y 20.30 de esta noche la hora.

Enzo Pérez por Éver Banega y Eduardo Salvio por el Papu Gómez serían los nombres con los que Jorge Sampaoli se habría quedado (tal su ensayo del domingo en el predio de Ezeiza) como modificaciones a los once apellidos iniciales presentados ante Perú en cancha de Boca, con el agregado de que Ángel Di María pasaría a ocupar el lateral izquierdo en lugar del derecho como en la Bombonera.

Un dibujo de 4-2-3-1 como ante los incaicos con Darío Benedetto como único punta podría, en la dinámica del juego y de acuerdo a las urgencias, para el DT mutar en un 3-4-2-1, pero siempre saliendo de arranque con: Sergio Romero; Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi, Javier Mascherano, Marcos Acuña; Lucas Biglia, Enzo Pérez; Salvio, Lionel Messi, Ángel Di María; Benedetto.

En caso de jugar con línea de tres, Acuña y el Toto Salvio jugarían en la línea de volantes yendo por las bandas, quedando en Biglia y Enzo Pérez la conformación de un doble cinco.

Una tercera alternativa que se especulaba ensayaría el DT en su práctica de ayer en Guayaquil (a puertas cerradas) era la de Mascherano pasando a la mitad de la cancha, y que la salida de Enzo Pérez sirva a la inclusión de Fazio en el lugar del Jefe en la defensa, de modo que los once sean Romero; Mercado, Fazio, Otamendi; Biglia, Mascherano; Salvio, Messi, Di María, Acuña; Benedetto.