Marcelo Bielsa fue condenado por la Justicia a pagarle 300 mil euros al Lille de Francia, club del cual fue despedido en diciembre de 2017, por daños e intereses debido al carácter abusivo de la citación en justicia, según la agencia AFP.

El entrenador argentino esperaba que el tribunal de comercio declarara al Lille en cese de pagos, lo que hubiera provocado la apertura de un procedimiento de quiebra judicial.

Desde su controvertida salida del club galo, el técnico inició una causa judicial en la que reclama cerca de 18 millones de euros (12,9 millones correspondientes a salarios restantes, así como 5 millones por daños y perjuicios).

El Loco dirigió 13 partidos de la Ligue 1 con el Lille y cosechó tres triunfos, tres empates y siete derrotas con 12 goles a favor y 19 en contra. Las consecuencias de esa floja campaña aún resuenan ya que hoy el equipo está en una situación preocupante, ubicándose en el puesto 19º de la tabla, en zona de descenso.