Atención compañías de bebidas alcohólicas: el cannabis viene a por sus clientes. Ahora que la marihuana para uso recreativo es legal en California y en otros siete estados de EE.UU., al igual que en varios países del mundo, las startups están compitiendo con las compañías de bebidas tradicionales para obtener la atención de los consumidores que planean ingerir un estupefaciente social. En lugar de reunirse después del trabajo para tomar una copa, por ejemplo, sugieren otras formas de pasar el rato con amigos o compañeros de trabajo. Tal vez un poco de vino de cannabis sirva, o tal vez agua mineral infusionada con cannabis o incluso un cigarrillo de cannabis a la antigua usanza, que se vende ya listo para su uso, por supuesto.

Marihuana | La fiebre verde amenaza a la industria del alcohol

Toast, una startup con sede en Aspen, Colorado, cofundada por el ex director de marketing de Budweiser, es una de las compañías que sigue la pauta de los grandes productores de alcohol. Ofrece dos tipos de cigarrillos de cannabis: su producto homónimo, que la compañía dice que es similar a un cóctel, y Toast Gold, que se compara con una copa de champán.

Todo es parte de la cambiante forma en que Estados Unidos ve la marihuana. El 64% de la población ahora quiere legalizar la marihuana, según una encuesta de Gallup publicada en octubre. California legalizó el uso recreativo el 1 de enero, lo que significa que uno de cada cinco adultos estadounidenses ahora puede comer, beber, fumar o consumir marihuana de la forma que quieran. Se espera que la industria aumente a u$s50.000 millones para 2026, desde u$s6.000 millones en 2016, según Cowen & Co.

Algunas compañías están tratando de vencer a las cerveceras y destiladoras en su propio juego. Los productores de Los Ángeles detrás de Rebel Coast Wines han creado una nueva marca homónima, un sauvignon blanc sin alcohol infusionado con cannabis.

La amenaza que representa el cannabis para el negocio del alcohol en América del Norte, valorado en u$s257.000 millones, es real, dijo Vivien Azer, analista de Cowen & Co. que cubre ambas industrias.

Algunas compañías de alcohol ven valor en participar en ambos negocios. Constellation Brands Inc., que vende cerveza mexicana Corona en EE.UU., compró una participación minoritaria en un productor canadiense de marihuana en octubre, lo que marca la primera gran incursión de una importante marca de bebidas en el negocio de la marihuana.

Mirth, con sede en Longview, Washington, produce cinco tónicos espumosos infusionados con cannabis llamados Legal. La firma se ha expandido a través de acuerdos de licencia a lo largo de la costa oeste y planea ingresar a los mercados de Colorado y Arizona a finales de este trimestre.

Las grandes cerveceras y destilerías, en su mayoría, se están alejando de la fiebre verde hasta que se legalice el cannabis según la ley federal.