Con dos reveses que no estaban fuera de los pronósticos comenzó ayer la participación de los tenistas argentinos en el ATP 500 de Río de Janeiro. El primero en decirle adiós al certamen que se desarrolla en el Jockey Club carioca y repartirá premios por 1.695.825 dólares fue el correntino Leonardo Mayer, quien sucumbió en su partido de primera ronda frente al español Fernando Verdasco en tres sets, por 6-2, 3-6 y 6-3.

A continuación fue Carlos Berlocq (119 ATP) quien se despidió del torneo que se juega sobre polvo de ladrillo. El tenista de Chascomús, que se había ganado un lugar en el cuadro principal después de sacarse el escollo de Tommy Robredo en la qually por 6-4 y 7-6, cayó con el croata Marin Cilic (3), favorito número 1 con parciales de 6-3 y 6-2. Al cierre de esta edición, el bahiense Guido Pella, quien por su convocatoria para la serie copera con Chile también participará en dobles con Diego Schwartzman, protagonizaba su duelo con el portugués Gastao Elías.

Hoy Schwartzman (24) irá contra el noruego Casper Ruud (118), Federico Delbonis (70) con el checo Jiri Vesely (60) y Nicolás Kicker (87) con el dominicano Víctor Estrella Burgos (139).