Ayer se dio a conocer la noticia de mayor impacto deportivo del año, y podría decirse que de la década: Lionel Messi se va del Barcelona, tras la derrota por 8-2 ante el Bayern de Múnich que dejó al equipo catalán fuera de la Champions League.

La relación Messi  Barcelona llegó a su punto final luego de que el astro rosarino comunique mediante un burofax su decisión de dejar el club al presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu.

¿Qué es un burofax?

Se trata de un sistema utilizado en España para enviar documentos de forma urgente que requieran una entrega indiscutible. Se entregan siempre bajo firma del destinatario y sirven como prueba ante terceros, y es el método que utilizó Messi para informar a Bartomeu de su situación.

Si bien es una marca registrada de Correos de España, "burofax" se usa como un término genérico para hablar sobre este tipo de sistema, el cual nació en el país ibérico para reemplazar al antiguo fax. Hoy en día ofrece la posibilidad de enviar estos documentos de forma online, los cuales pueden llegar al destinatario de forma urgente a su domicilio.

¿Cómo funciona un burofax?

El sistema funciona a través de una plataforma que permite enviar documentos o notificaciones a través de un correo electrónico certificado. De esta forma, emite un certificado digital que tiene validez legal en el que se registra todo lo relacionado con la comunicación.

Burofax es empleado para emitir todo tipo de mensajes o notificaciones formales que pueden ser utilizados como documentos legales, como realizar reclamos y renovar o finalizar un contrato. Todo lo registrado en el mensaje puede ser presentado como prueba por parte del remitente ante una posible demanda del destinatario.

La validez legal del burofax representa una importante ventaja frente a otros sistemas similares (como las cartas certificadas o los fax comunes), ya que puede ser utilizado en denuncias o juicios. El burofax implica una constancia indiscutible, que será de gran utilidad para Messi ante la casi segura batalla legal que le espera con el Barcelona por las cláusulas de su contrato.

El burofax de Messi

En las últimas horas, se filtró una imagen del supuesto burofax de Messi, pero aún no está confirmado si se trata del documento real.

“Solicito que se proceda a resolver el contrato de prestación laboral que ocupo actualmente en su distinguido club, amparándose en la cláusula numero 24 que se me permite disponer de esta facultad”, señala el burofax dirigido a Bartomeu que ESPN mostró al aire y compartió en las redes sociales como el supuesto documento enviado por Leo Messi.

La carta agrega: “Agradezco todas las oportunidades de crecimiento personal y profesional que se me brindaron durante el tiempo laborado. Aprendizajes que me permitieron consolidar mi perfil técnico y humano; por motivos personales me (fragmento tapado) esta difícil decisión que espero sea tomada de la mejor manera por la dirección de este club”.

La cláusula de recisión la que habla la carta es una parte, hasta hace poco, secreta de su contrato que especifica que puede emigrar a otro club al finalizar cada temporada sin ningún tipo de costo económico.

Sin embargo, la situación actual por la pandemia de coronavirus impuso varios obstáculos vacíos legales en el contrato. Para activar la cláusula, Messi debía informar su deseo de dejar el equipo antes del 10 de junio, lo cual no hizo.

El problema es que ese punto aplica para temporadas normales, que terminan en mayo, mientras que el torneo actual finalizó en agosto y el jugador informó su situación luego de que llegue a su fin. Por ende, desde el entorno de Messi entienden que el plazo debió haberse extendido automáticamente y quedaría como futbolista libre desde el 1 de septiembre.

No obstante, lo más seguro es que el Barcelona lleve la discusión a la Justicia. Los medios catalanes afirman que el club sostiene que la cláusula ya expiró en junio y, por lo tanto, el equipo que elija la Pulga deberá pagar 700 millones de euros, por el precio por su cláusula de rescisión.

¿Por qué Messi se va del Barcelona?

La decisión aún no está del todo esclarecida, pero, además de la goleada del Bayern, los motivos principales serían sus diferencias con el nuevo entrenador, Ronald Koeman, y la inminente salida de Luis Suárez.

El 20 de agosto Lio interrumpió sus vacaciones para reunirse con el holandés Koeman, pero el encuentro no parece haber sido próspero. Además, trascendió que ciertas frases del director técnico en los vestuarios habrían molestado al rosarino: "Se terminaron los privilegios en el plantel; hay que hacer todo para el equipo. Voy a ser inflexible; hay que pensar en el equipo", habrían sido los dichos que molestaron a Messi.