El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, acordaron que se decidirá "coordinadamente" entre ambas administraciones la forma en que continuará en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) la cuarentena más allá del viernes próximo, cuando finaliza la actual fase.

Los mandatarios se reunieron en el despacho de Rodríguez Larreta para repasar la situación actual de la pandemia y resaltaron "el gran esfuerzo que está haciendo la sociedad" al cumplir con el esquema más rígido que ambas administraciones implementaron desde el 1 de julio.

A lo largo de la semana habrá nuevos contactos, que arrancarán hoy con el que mantendrán los jefes de Gabinete de ambos distritos; es decir, entre el bonaerense Carlos Bianco y el porteño Felipe Miguel.

"Todo indica que la curva de contagios se aplanó y que se amplió el tiempo de duplicación", confiaron desde el entorno de Kicillof, y expresaron que, si se logra ese amesetamiento, que evitará el colapso del sistema de salud, se puede comenzar a pensar en una apertura gradual de actividades.

Previo a la reunión, el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, había adelantado esta mañana que existen ya unos cien protocolos que podrían implementarse dentro de un esquema de reactivación gradual de actividades en el distrito (ver nota principal).

"A partir del 18 de julio se debería empezar a recuperar comercios esenciales o industrias con protocolo y, paulatinamente, ir incorporando otras actividades con protocolo, incluso la actividad deportiva", explicó Santilli, quien mencionó que se podrían sumar actividades "por días" o "por semanas" con "aperturas parciales".

En tanto, el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, destacó que "se cumplió razonablemente bien con la cuarentena estricta de esta etapa y, en general, cayó la curva de circulación con respecto a semanas previas. Los resultados de esta etapa los vamos a ver la semana que viene". En esa línea, el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, aseguró que "si se termina de establecer la tendencia" alcanzada de "meseta" en los contagios de coronavirus, se podría pensar en "retomar actividades".