La Comisión ejecutiva del Comité Olímpico Internacional (COI) aprobó este miércoles la lista de los cuatro deportes adicionales para los Juegos Olímpicos de París 2024 breakdance, escalada, skateboard y surf. De esta manera, serán sometidos a una nueva sesión del COI en junio y luego deberá ser aprobada en una útlima reunión del gobierno del comité en diciembre de 2020.

Tres de estos deportes (escalada, skateboard y surf) estarán presentes en los Juegos de Tokio 2020 y serán objeto de un "programa de monitorización". Por otro lado, el breakdance no formará parte del programa de Tokio, que hasta ahora solo participó en los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires en octubre pasado.

El COI tiene todavía la posibilidad de retirar uno de los cuatro deportes, pero no podrá en ningún caso añadir. París 2024 no puede por su parte intervenir más en esta lista, recordó recientemente el director de Deportes del COI, Kit McConnell. 

Para explicar la llegada sorpresa del breakdance, el presidente del COI, Thomas Bach, que asistió a esta prueba de los Juegos de la Juventud de Buenos Aires, explicó que permitía "una expresión muy auténtica, se siente la actuación, la personalidad de los atletas".

Complicaciones en el boxeo

El Comité presentará el informe final de la investigación sobre la Federación Internacional de Boxeo (AIBA) el 22 mayo, fecha en la se debería establecer si esta entidad organiza o no el torneo de la disciplina de los Juegos 2020, anunció este jueves el organismo.

El COI, que abrió una investigación sobre la gobernanza de la federación, su situación económica y su programa antidopaje, congeló sus relaciones con la AIBA y las ayudas económicas. La instancia olímpica también retiró la organización del torneo de boxeo en Tokio-2020, normalmente confiada a la AIBA como federación reconocida.

En caso de que las sanciones se mantengan, el Comité Olímpico deberá sustituir a la federación de boxeo y organizar el torneo olímpico y las clasificaciones. Pero la AIBA confía en que la dimisión reciente de su presidente, el controvertido empresario uzbeko Gafur Rakhimov, pueda reducir las tensiones y ayudar a solucionar el conflicto